AMOR DE CABARET

El institucional

A la baja – Tan bien que iba Irineo Molina Espinoza en su todavía brillante ascenso político en las filas del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) . Todavía hasta hace unas semanas con su nombramiento como líder de la junta de coordinación política (Jucopo) del congreso oaxaqueño se vislumbraba como un opción combativa para la izquierda, pero apenas tomó posesión “algo paso”.

Comenzó con declarar hace unas semanas que “no entorpecerían el gobierno de Murat” ( ¿es decir admitió que la posición de su partido versus los ideales de AMLO, versus anticorrupción “entorpecen”?). El colmo se dio hace unas horas en la toma de protesta de Alejandro Murat como gobernador oaxaqueño. “a título personal y por ser institucional” acudió al acto protocolario que se dio en las instalaciones de la Corporaciones Oaxaqueña de Radio y Televisión (CORT), solo faltó que se tomará la foto. Saludo a panistas, perredistas y la mayoría priista en aras de las buenas relaciones que deben  tejerse en el congreso, pero ¿se le olvido que él no llegó solo?¿ se le olvido que fue morena quien lo postulo?, ¿ sirve de algo que su bancada haya estado en contra?, mas dudas y suspicacias que respuestas trajo su actuación “políticamente correcta”, sobre todo en un partido como Morena que se ha ido pervirtiendo en la entidad por la incorporación de cuadros de otros partidos de dudosa reputación.

La postura oficial de su partido dijo literalmente “ Morena no vive de los favores personales de los gobernadores” ,así el “institucional” Irineo Molina deja tambaleante su cargo como líder, al menos moralmente.

Artículo anterior

El inquieto

Artículo siguiente

El madrugador

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *