AMOR DE CABARET

La marchadora

En política nadie sabe para quién trabaja. Sobre todo en los eventos masivos que en nombre de la democracia uno que otro “legislador” se cuelga de otro, para ver quién come más pinole y logra llevar agua a su molino, ya sea marchando contra un partido –aunque en la praxis se haga el mismo uso clientelar de la pobreza, o marchando y gritando consigna contra los gasolinazos-, aunque se lucre desde alguna organización constantemente con la misma pobreza In saecula saeculorum-, digamos que un asunto de gitanos con fuero constitucional donde todos juegan al hueso, las lisonjas y cobrar como si de verdad fueran los salvadores de la patria, y todo medido con quién trae más carros o acarreados o se agendarla al que se deje.

Todo este contexto viene a tema porque en días pasados, cierto diputado local organizó en la ciudad de Oaxaca una protesta precisamente contra los gasolinazos, con cacerolas, consignas y todo el show con unas 50 personas que tomaron avenidas de la capital, y ya sabe, a darle duro a Peña Nieto y duro, duro contra el sistema dictatorial -del que también vivillos cobran a cuello alzado, por cierto-.

La marcha de 24 horas sirvió para que después de 23 horas, ya faltando 15 minutos para que terminará el mitote, apareciera la diputada federal Karina Barón para tomarse la foto y eso sí, después enviar boletines muy serios sobre su postura contra el malvado Peña Nieto.  15 minutos, muchas fotos y mucha información boletinada, y la patria salvada. Mientras tanto,  Benjamín Robles Montoya, protestaba comiendo con su mujer y publicitándolo en redes sociales.

Con este tipo de protestas “tan enérgicas” seguro el PRD y el PT echan abajo el gasolinazo. -(Risas grabadas)-.

Artículo anterior

El austero

Artículo siguiente

El educado

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *