CuencaMecánica de la Censura

Basurero Intermunicipal de Tuxtepec, la esperanza de una inversión fantasma

*Por muchos años la deuda pendiente de los gobiernos municipales de Tuxtepec ha sido la construcción y la habilitación de un relleno sanitario. Han existido proyectos que no se han concretado, y se ha dejado de lado el depósito de desechos urbanos que actualmente se extiende en 9 hectáreas de terreno conurbado sobre las colonias Catarino Torres Pereda, Rosario Ibarra de la Piedra, Universidad del Papaloapan  y Parque Industrial.

*El pasado 18 de septiembre, de acuerdo a un boletín emitido por el gobierno de Tuxtepec, el Presidente Fernando Dávila afirmó que antes de que termine el año, se concretará la construcción con una inversión de al menos 250 millones de pesos. Este fue el acuerdo con el Gobernador Alejandro Murat, quien se comprometió a aterrizar la gestión por Banobras, a pesar de estar en la recta final del sexenio federal.

*Al interior del basurero existen grupos de pepenadores organizados que se quejan de los trabajadores sindicalizados del gobierno tuxtepecano, ya que aseguran, “rasuran” la basura antes de llegar a su destino y mantienen colusión con funcionarios del área, una industria económica que deja miles de pesos de recaudación.

 

Texto: CAROLINA MEJÍA / Edición: KAREN ROJAS KAUFFMANN

 

Tuxtepec, Oax.- La construcción de una planta de traslado, tratamiento y disposición de residuos sólidos en la segunda ciudad con más desarrollo económico en el estado de Oaxaca,  es hoy en día, una de las necesidades sanitarias y medioambientales más urgentes en un municipio que sobrepasa los 160 mil habitantes y las 3 industrias que emiten, según declaraciones oficiales de la regidora de Ecología y Médio Ambiente en Tuxtepec, Anilú Celia Delfin Rodríguez, 250 toneladas de basura al día.

A pesar de esta urgencia, la construcción del relleno sanitario no ha podido concretarse y el ayuntamiento tuxtepecano mantiene desde 2014, una deuda con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), por más de 3 millones 300 mil pesos a causa del destino inadecuado de los desechos sólidos, los cuales son depositados en un terreno a orillas de la ciudad, en las demarcaciones de la colonia Catarino Torres Pereda.

Frente a esta obligatoriedad de construcción y habilitación de un relleno sanitario, la necesidad de reorganización laboral de las personas que viven de la recolección, separación y venta de residuos sólidos o pepenadores, y una inversión de al menos, 250 millones de pesos que requiere la administración municipal para su creación y operatividad, la construcción del relleno sanitario sigue detenida aunque ya existe un acuerdo de coordinación firmado entre el Gobierno del Estado, la Comisión Nacional de Áreas Naturales y Protegidas (CONANP) y el gobierno municipal que encabeza Fernando Bautista Dávila.

 

 

Pobres entre los pobres

 

Es día de primavera por la mañana y una parvada numerosa de zopilotes habita el cielo bajo el cual se encuentra el basurero intermunicipal ubicado en el municipio de Tuxtepec. El depósito de desechos urbanos se extiende en 9 hectáreas de terreno conurbado sobre las colonias Catarino Torres Pereda, Rosario Ibarra de la Piedra, Universidad del Papaloapan  y Parque Industrial.

Otro conjunto de buitres negros rodea a un grupo de pepenadores, mientras estos seleccionan la basura que recién volcó un camión recolector proveniente del centro de la ciudad en busca de PET, cartón o alambre que puedan vender, y de esta forma obtener un ingreso económico diario. En promedio unas 100 familias, divididas en 10 grupos, viven de la separación de basura y obtención de desechos sólidos reusables que les compran empresas recicladoras, indicó Ernesto Hernández Casarín, encargado del basurero tuxtepecano.

Estos pobres en tre los pobres, se encuentran asentados en terrenos irregulares cercanos al basurero desde el trienio de Antonio Sacre Rangel. Por un tiempo, la ex presidenta de la colonia, Mauricia Mariano Antonio, integrante del Comité de Defensa Ciudadana (Codeci), fue representante de los pepenadores hasta que en enero de 2017 fue secuestrada en la carretera federal Tuxtepec-Valle Nacional.

Hoy los grupos aseguran que no pertenecen a ninguna organización social luego de que en la anterior administración municipal decidieran deslindarse de todo interés político pues muchos agremiados utilizaban su zona de trabajo como medio de presión que lejos de beneficiarlos les atraía pérdidas, aunado al pago de cuotas de cooperación obligatorias que menguaban considerablemente en la economía de sus familias, aseguró en entrevista para Elmuromx, Zacarías Quriel García, representante de los pepenadores, quien reconoció que a falta de estudios y empleo formal en el municipio, decidió dedicarse a seleccionar y aprovechar lo que para otros es basura.

Los pepenadores más longevos cuentan hasta con 40 años en este oficio, donde laboran todos los integrantes de la familia desde temprana edad, madres solteras con tres hijos pequeños, padres con dos hijos, esposas y abuelas. Empleo donde en promedio, y cuando logran un día provechoso acopiando PET, cartón o alambre, un recolector llega a obtener hasta 600 pesos por una semana de trabajo, mencionó Quriel García, de 46 años.

“Cada vez es más difícil vivir de esto. Antes solíamos obtener hasta 500 pesos por día de separación y venta de cartón y PET, ahora es mucho si por tres días cada uno saca 150 pesos. Ya todo mundo quiere vender basura, y los mismos trabajadores formales, quienes cuentan con salario fijo y prestaciones, son los que clasifican y venden todo desde que la basura sale de las casas. De modo que cuando los camiones llegan al basurero lo que queda por recolectar es muy poco, y eso es un gran problema para nosotros”, expresó el señor Francisco, de 50 años, sentado en una palapa maltrecha que lo resguarda del sol, las moscas y los buitres, mientras espera su turno en la próxima descarga.

Los pepenadores son un grupo organizado. Los 10 grupos que operan actualmente, se reparten los turnos, a la espera de que arriben los camiones recolectores en sus horarios correspondientes provenientes de la ciudad y otros municipios. El personal formal del ayuntamiento que labora en las instalaciones del basurero consta de 14 trabajadores, entre los que desarrollan labores de mantenimiento, transportación, recolección y dirección de áreas.

El basurero municipal es depósito de residuos de los municipios de San Juan Bautista Valle Nacional, Santa María Jacatepec, San José Chiltepec, Jalapa de Díaz, San Lucas Ojitlán y San Pedro Ixcatlán. Seis municipios que para tirar su basura mantienen convenio con el ayuntamiento tuxtepecano y es el área de ingresos quien lleva esos pagos por derecho.

Para Hernández Casarín y los pepenadores, el basurero es como un relleno sanitario por el proceso de enterrar las 150 a 160 toneladas de basura doméstica y otras 100 toneladas de tipo industrial provenientes del Ingenio Adolfo López Mateos, la empresa Biopapel y la Cervecera del Trópico.

 

El proyecto

El basurero recibe toda clases de residuos municipales. Destacan sólidos domésticos, desechos de mercados y supermercados, y sobrantes de las industrias. De estos, los de biopapel generan grandes dimensiones de basura y no cuenta con un control establecido de residuos.

El problema del basurero y la necesidad de instalar un Relleno Sanitario Intermunicipal en el municipio se originó desde el gobierno de Salvador Santos Sierra, sin embargo “el costo social de concientizar a la ciudadanía sobre la separación de sus residuos y la escasa voluntad de los grupos sociales que inciden en la toma de decisiones para que avance el proyecto aunado al factor económico, ha ocasionado que anteriores gobiernos dejen de lado la iniciativa” dijo Surisaday Valencia Rojas, ex jefe de Proyectos de Servicios Básicos del actual ayuntamiento de Tuxtepec.

A finales del trienio de Antonio Sacre Rangel, se expuso el presupuesto para el terreno del relleno sanitario intermunicipal. La propuesta llegó a cabildo pero no fue aprobada. A principios de 2017 el entonces diputado local en el Congreso de Oaxaca, Irineo Molina Espinoza, presentó la petición para la instalación de un relleno sanitario.

“Primero se debe buscar el terreno porque el actual es inviable al estar urbanizado y ser un foco de infección para los habitantes de las colonias aledañas. Anteriormente era un basurero que tenía ciertas condiciones políticas para hacer presión en Tuxtepec, pero repercutía en los demás municipios, sin embargo, ahora es una necesidad social”, aseguró .

El proceso de instalación de un relleno sanitario implica a grandes rasgos, la separación y compactación de basura, lo cual incluye una instalación para los lixiviados o jugos que genera la descomposición natural de la basura orgánica y que esos líquidos no fluyan directamente al río, la capacitación de las personas que estará laborando, la mezcla de recursos con instancias federales y llevar a cabo el proceso técnico, una vez seleccionado el terreno con dimensiones de hasta 10 hectáreas de un proyecto modular que de acuerdo con las necesidades puede extender su dimensión y ser un relleno sanitario sustentable, con un periodo de vida de máximo 30 años.

Valencia Rojas enfatizó que “primero se debe cumplir con las condiciones ante la Semarnat para ser un municipio legible que nos permita aterrizar el recurso del terreno e instalación, y soportar la parte técnica y ambiental”, y aseguró que actualmente la jefatura de proyectos busca la acreditación legal de un predio o título de propiedad en terrenos que se encuentran bajo un régimen legal de ejido que hace tardado el proceso.

Los estudios de las condiciones van por etapas y cada una tendría un costo de alrededor 200 mil pesos. Para que se aprueben las características de suelo del predio, la Semarnat y la Procuraduría de Protección al ambiente (Profepa) deben realizar los análisis del terreno, dijo el jefe de proyectos.

Juan Carlos Pestaña, asesor de la Regiduría de Medio Ambiente del ayuntamiento, en una entrevista en 2017, mencionó que el costo del proceso de instalación de un relleno asciende a los 50 o 60 millones de pesos. Es un proyecto radical y costoso, pero que se puede llevar a cabo, dijo.

En la regiduría medioambiental se planea implementar un plan de separación de basura desde centros educativos y hogares, sin embargo, hasta el momento los residuos continúan entrando de forma mixta al basurero municipal, en tanto no existan programas permanentes y adecuados de separación de los desechos desde que estos se generan hasta su ingreso, de forma que sea efectiva la operatividad del basurero, no se evitará acarrear multas altas del ámbito federal, comentó Luis Ángel Pérez Escamirosa, ingeniero ambiental y ex integrante del área de proyectos del ayuntamiento.

 

 

El problema

 

El Basurero Intermunicipal de Tuxtepec opera sin la norma 083 de la Semarnat 2010, aseguró Molina Espinoza, en una entrevista realizada por el periódico Noticias en agosto 2017. El basurero, con 23 años de existencia, funge como un relleno sanitario provisional que cuenta actualmente con una profundidad de más 20 metros de residuos enterrados bajo arcilla y grava, señaló el encargado del basurero Hernández Casarín, quien recordó que es urgente instalar relleno en otra zona atendiendo a lo dictado por la Semarnat, pues el basurero sobrepasará su vida útil en los próximos dos años, llegando al límite de su capacidad.

Los lixiviados o líquidos orgánicos que desembocan en el afluente del Río Valle Nacional, han acarreado multas y deudas de las administraciones municipales ante la Comisión nacional del Agua (Conagua), y por otro lado, con la Semanart.

Para los pepenadores la instalación del relleno sanitario o que se instale en otra área, no representa problemas ya que irían tras el producto que les da para vivir. Mencionan que tampoco es inconveniente que se importe clasificada en orgánica e inorgánica. Sin embargo, plantean que su problema en este gobierno es con los trabajadores sindicalizados del ayuntamiento del área de servicios básicos, que acaparan los desechos antes de que estos aterricen en el basurero.

“No vemos problema en que se instale otro relleno sanitario. Nosotros nos movemos donde se ubique un nuevo basurero por obtener nuestro ingreso. El problema es que alguien debe poner orden en el gobierno, porque llega poco material al basurero por los sindicalizados recolectores que sacan y venden la basura por su cuenta. Nosotros ya hemos hablado con el presidente Fernando Bautista Dávila, pero nada nos ha resuelto, y en el municipio simplemente nos dicen que no se puede”, comentó el representante de pepenadores.

Ante los altos costos que implican operar un relleno sanitario, otra posibilidad es la de concesionar a empresas privadas el manejo de la basura, aunque Molina Espinoza considera que concesionar los basureros a empresas particulares, no es una opción viable, debido a la poca participación ciudadana por el pago de recolección.

“Además es responsabilidad de los gobiernos quienes deben hacer lo posible porque a partir de las economías y motivando la recaudación, se pueda activar y ofrecer este servicio”, ahondó.

Los otros municipios que utilizan el basurero deben ponerse de acuerdo en el mantenimiento del relleno debido al alto costo. Es necesario que participen y dejen de tirarse los residuos a cielo abierto. Los recursos del estado serían insuficientes para costear esto, por ello tendrían que ser forzosamente una gestión de recursos ante la federación con una inversión de al menos, 25 millones de pesos, indicó el diputado durante la entrevista para el periódico Noticias. “Con todas estas complicaciones el proyecto está parado hasta el momento”, sentenció.

El pasado 18 de septiembre, el gobernador del estado Alejandro Murat Hinojosa, el secretario del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable José Luís Calvo Ziga y el presidente municipal de Tuxtepec Fernando Bautista Dávila, firmaron un acuerdo de coordinación para la construcción del Relleno Sanitario Intermunicipal. Según el boletín emitido por el departamento de comunicación social de Tuxtepec publicado en el portal de noticias estatal primera línea el recurso para la construcción del relleno será aplicado a través del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS) y el banco Banco Mundial.

Dávila confirmó que de acuerdo al informe recibido, la inversión será de 250 millones de pesos, y espera, dijo, que antes de que termine el año se pueda concretar la construcción.

 

 

 

Para saber más:

http://www.nvinoticias.com/nota/56188/urge-crear-un-relleno-sanitario-intermunicipal-en-tuxtepec

http://oaxaca.eluniversal.com.mx/municipios/11-12-2017/multa-semarnat-ayuntamiento-de-tuxtepec-por-basurero

http://idpnoticias.com.mx/2017/01/03/secuestran-a-mauricia-lideresa-de-la-colonia-catarino-torres/

http://www.primeralinea.mx/davila-da-seguimiento-al-avance-del-proyecto-del-relleno-sanitario-para-tuxtepec/

 

Artículo anterior

Centro de Salud de San Bartolo en ruinas por desvío de 14 mdp del Sector Salud de Oaxaca

Artículo siguiente

Beneficiados más de 2,500 jóvenes capitalinos con la “Tarjeta Joven”

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *