Uncategorized

¿Arde París? o ¿Arde el PRI en México?

Rubén Mujica Vélez

La primer pregunta fue formulada cuando ante el avance del Ejército Rojo ruso, que revelaba el inexorable desastre que esperaba en pocos días al ejército alemán, invasor de Francia, Hitler ante la inevitabilidad de la derrota ordenó dinamitar los principales edificios y monumentos de la Ciudad Luz. Por fortuna, el general Dietricht con Choltitz desobedeció la orden  proveniente de una mente desquiciada. Salvó un legado histórico incomparable.

Los antecedentes nazis eran auténticamente cavernarios, en su emergencia formó piras con obras filosóficas, histórica y literarias a las que llamó “decadentes”. ¿porque no incendiar París?

¿Arde el PRI en México?

Ahora, en México, la rebelión de los educadores, asediados por un régimen destructivo que en lugar de promover intensamente la educación y la tecnología como bases fundamentales de una sociedad, en plenas movilizaciones gigantescas, que evocan las de 2006 Oaxaca e insólitas en Chiapas, Guerrero, Michoacán y otras entidades, ponen en jaque a un régimen que se revela esclerótico, anquilosado.

Peña Nieto y su cauda  de Buró/políticos de probeta no tienen respuesta a una crisis que agobia al país y que amenaza la elemental estabilidad que requiere para la vida social.

El desgobierno priista de Peña se aferra a que no negocia la llamada Reforma Educativa si antes el magisterio no la reconoce y acepta. Propuesta propia de un desquiciado o por alguien que ignora el ABC de la política como arte de la negociación, del diálogo.

Ante el endurecimiento enfermizo de Peña que respalda a un bisoño y caricaturesco Secretario de Educación, al compararlo con Justo Sierra, porfirista pero inteligente titular de esa Secretaría, o del Jose Vasconcelos en la primera etapa de su vida, como educador y promotor de la lectura y el arte; a un jovencito al que todo indica Peña pretende ungir como candidato priista a la Presidencia de la República, !réplica de Heliogabalo!, la crisis alcanza grado nacional.

Todo por la obcecación y la soberbia de un aprendiz de educador y de su “padrino”.

La respuesta del magisterio ante el garrote esgrimido por el tontuelo Nuño, ha sido la resistencia ante los ANTICONSTITUCIONALES despidos masivos, ante la cerrazón, ante el vulgar afán de tapar el sol con un dedo. Peña, Nuño. Vide-Caray, y toda la mesnada priista sirven a los intereses dictados desde la OCDE, el Banco Mundial, Washington y los buitres transnacionales que como aves de azor vislumbran OTRO filón de riquezas en México, la PRIvatizacion de la educación en todos sus niveles.

Pero la resistencia magisterial crece y encuentra creciente respuesta y apoyo en la sociedad. Peña,y sus secuaces, están incendiando a México. No conforme con ser autor de una destructiva devaluación, de la entrega de las riquezas nacionales a extranjeros, de arruinar al país, lo incendian políticamente al imponer candidatos de un partido en plena decadencia. Peña y sus secuaces no comprenden que el dinosaurio priista ha encontrado en el magisterio nacional su Chicxulub, su tañido fúnebre, su tumba.

Emblemáticamente en Oaxaca desgobernado por un fracasado pero corrupto Gabino Cué y en Chiapas por un retoño de un viejo priista el doctor Velasco Suárez que abandonó su carrera como destacado médico para atropellar derechos en esa entidad, ahora es ooootra caricatura de político, encuentran una emblemática respuesta de los pueblos.

En Chiapas quemaron los uniformes que el desgobierno ha entregado a los niños. En Oaxaca en la gigantesca marcha realizada el 28 de mayo, los profesores toparon con una camioneta cargada de mochilas, con el emblema del candidato priista a la gubernatura y en un santiamén las quemaron en la vía pública.

Este suceso revelaráa que en México, ya inexorablemente, premonitoriamente, estamos contemplando que ¿Arde el PRI?

Si hubiera un rasgo de inteligencia se recordaría que el PRI y todas las organizaciones sociales, antes de desaparecer, se corrompen hasta la médula y llega a su extinción, a su desaparición como todo lo que es producto humano.

Pero hay necios que ni lo entienden ni podrán asumirlo. Morirán en sus treces, obcecados por conservar sus PRIvilegios, aún a costa de toda la sociedad. Pero finalmente los pueblos construyen su historia sobre los escombros de los regímenes decadentes.

Artículo anterior

Cámara Oscura: Una mentira repetida mil veces...

Artículo siguiente

Denunciarán a secretario de Organización del IEEPCO por no acreditar a representantes de Morena

admin

admin

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *