Cuenca

Comité de Guelaguetza reduce la autenticidad a lo “bello” y a intereses políticos y económicos

*”El Comité está diseñado para filtrar belleza, todo lo que sea feo lo para el Comité, antes que llegue a Oaxaca y se presente ante las autoridades o el Secretario de Turismo en turno.”

CAROLINA MEJÍA

Tuxtepec, Oaxaca.- Los bailes folklóricos que se presentan en la Guelaguetza son evaluados por un Comité de Autenticidad, integrado por el gobierno del estado, que se encarga de calificar y denominar delegaciones a grupos de danza en las regiones y municipios de Oaxaca, sin embargo, dicho comité apela a criterios estéticos y a intereses políticos y económicos del gobierno en turno, así lo manifestó Samuel Aguilera Vázquez, ex director de casa de cultura “Dr. Víctor Bravo Ahuja” de Tuxtepec.

El Comité de Autenticidad llegaba a ver si se cumplían los estándares escenográficos y traían un argumento interesante, el argumento de lo auténtico. El Comité venía a Tuxtepec a decir lo que era auténtico, y se tomaba como referencia de auténtico la Flor de Piña de 1958, lo que inventó la maestra Paulina Solís, es decir, el Comité vino a corroborar que se apegarán a la coreografía de aquella invención. Comentó Aguilera Vázquez, quien fue director de casa de cultura en 2011.

Continúo y dijo- Señalar aquel tiempo, que Flor de Piña no era genuino, como ahorita que cualquiera lo dice y con conocimiento de causa, cualquier cosa que era autentico en relación a lo que inventó la maestra Paulina, así el Comité está diseñado para filtrar belleza, todo lo que sea feo lo para el Comité, antes que llegue a Oaxaca y se presente ante las autoridades o el Secretario de Turismo en turno.

Antes, jamás se cuestionaron los aspectos de autenticidad, la prensa y los medios de comunicación fue procesada como un evento de sociales, bajo la perspectiva de que, si se caía alguien o si le salían ampollas o iba mal vestida, y no como un evento cultural o bajo una óptica del periodismo étnico.

Aguilera Vázquez señaló que la Guelaguetza al final de todo es un evento político que tiene grandes repercusiones económicas que utiliza recursos culturales;

“El nivel organizativo y la complejidad estética de la Guelaguetza oaxaqueña cumpliendo ese papel de tarjeta de presentación, permiten la negociación de inversiones, de líneas áreas, de proyectos de inversión de hotelera, si bien es cierto que les caen pequeñas migajitas a los creadores culturales, al final favorecen los grandes negocios esas palabras bonitas como ‘inversiones’ y ‘creación de empleos’”

Y -dijo- detrás de esto, el posicionamiento político. No dudemos que un hombre que gobierna Oaxaca y haga muy bien ese espectáculo se coloque en los escenarios nacionales e internaciones y es presidencial. En el fondo está la imagen pública de Oaxaca y sus gobernantes, la posibilidad del ‘preludio al brinco’ -expresión que utiliza haciendo referencia a la escultura de un conejo que colocó el actual presidente de Tuxtepec- a la silla presidencial de la república”.

Artículo anterior

Sindicato de SSO anunció oposición al proyecto federal de universalización de la salud

Artículo siguiente

Jóvenes de 20 años ejecutados en Las Limas Tuxtepec son identificados

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *