Cuenca

Piden indígenas chinantecos indemnización para 200 familias desplazadas de Cerro de Oro

*En caso de no ser atendidos Corechimac , encabezados por Juan Rojas Morales vuelve a amenazar con abrir las compuertas de la presa Cerro de Oro

CAROLINA MEJÍA

Tuxtepec, Oaxaca.-Los pobladores de las comunidades chinantecas y mazatecas que habitan en las faldas de las presas Cerro de Oro y Miguel Alemán -Temascal-, sostuvieron reuniones con diversas dependencias de gobierno federal y estatales donde trataron asuntos relacionados con las familias de propietarios de tierras que les fueron desplazadas hace más de 50 años, de los núcleos agrarios inmersos en el rezago, y la petición de indemnización por derecho a más de 200 desplazados reubicados en el Estado de Veracruz, en municipios como Uxpanapa.

Juan Rojas Morales, líder estatal y asesor jurídico del Consejo Regional Chinanteco y Mazateco (Corechimac)  informó que existen 8 pequeños propietarios de tierras inundadas por las construcciones de las dos presas, familias que viven en el rezago y piden sean indemnizados y que el gobierno interceda, sin embargo, “el gobierno no quiere tocar el tema porque tiene cerrado el caso”.

En esta reunión la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), se comprometieron a realizar levantamientos técnicos y topográficos de estudios sobre las tierras para su evaluación solo de 4 pequeños propietarios.

Asimismo, exigieron que las dependencias entren al tema de los 6 ejidos -como Vista Hermosa y Piedra de Amolar- de acuerdo con la reforma agraria, de estos núcleos que se mantienen inmersos en el rezago agrario, pagan altos costo de energía eléctrica por la planta generadora que pertenece al estado de Veracruz, así como los problemas de invasión en 4 de dichos ejidos.

Los pueblos piden la indemnización que por derecho les corresponde a más de 200 familias desplazadas, cuando las presas llegaron invadir sus tierras, y ahora siguen deambulando o son refugiados, en busca de conseguir tierras donde vivir y puedan producir, y no ser presa de la discriminación por parte del Estado vecino, o habitar con falta de infraestructura y sin electricidad, comentó Rojas Morales.

Las dependencias con representantes que estuvieron presentes, que entre otras fueron la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas CDI, COPLADE, acordaron dar respuestas a las demandas en una próxima reunión acordada para el 5 y 6 de octubre.

La organización puso un ultimátum al gobierno que, en el caso de no obtener una respuesta, por acuerdo comunitario se decidió abrirán las puertas de las presas, y así obtener tierra fértil para la cosecha.

Artículo anterior

Huracán “Katia” deja dos muertos y daños en 56 municipios de Veracruz

Artículo siguiente

Casi 36 horas después del terremoto encuentran sin vida a policía de Juchitán

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *