CuencaMecánica de la CensuraPolvo y AguaTragaluz

“Los triquis” tuxtepecanos: el deporte como resistencia contra la violencia

*Datos del Inegi revelan que los saldos mortales del combate a la violencia organizada en el estado son niñas, niños y jóvenes excluidos socialmente y que padecen retos derivados de la pobreza, la desigualdad, la discriminación, la falta de oportunidades y la ausencia de reconocimiento como un grupo social con características particulares. En Tuxtepec, y a merced de la delincuencia, estos niños y jóvenes son el reflejo creciente de un estado que los criminaliza para luego abandonarlos a su suerte.

 

Reportera: KAREN ROJAS KAUFFMANN

Información : DANIEL AVENDAÑO

 

Tuxtepec, Oax.- En el estado de Oaxaca tener entre 15 y 21 años supone estar en peligro de muerte. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) por lo menos 211 menores fueron asesinados en la entidad en los últimos cuatro años. En Tuxtepec, una de las zonas fronterizas más peligrosas del sureste mexicano no existe, hasta el momento, un registro oficial sobre los asesinatos cometidos en contra de niños y jóvenes ocurridos desde 2016 que empezó a agravarse el tema de la seguridad en el municipio.

Ángel Enrique de 17 años viajaba en el transporte público sobre la Av. 5 de Mayo el sábado 9 de junio a las doce del día cuando dos sujetos armados se subieron al urbano, se acercaron al muchacho, le pidieron su celular –lo revisaron- y le dispararon en la cabeza. Su cuerpo quedó tendido en uno de los asientos de la parte trasera de la unidad móvil.

 

Iván M. de 15 años caminaba sobre la calle Juan Palacios de la colonia María Eugenia el pasado 20 de julio cuando, según versiones de los vecinos, dos sujetos le dispararon a la altura del pecho. El cuerpo de Iván cayó sobre el asfalto ardiendo ante la mirada atónita de algunos testigos. Un hombre delgado y moreno intentó reanimar el cuerpo de Iván ya sin fuerza y tendido en la calle. Apenas eran la una y media de la tarde.

Arturo J. de 13, Alejandro J de 17 y Celerino de 19 años fueron hallados en el interior de una Ford verde, junto con tres adultos, la mañana del jueves 8 de febrero en el camino de terracería que lleva a la comunidad El Desengaño. Todos los cuerpos presentaron señales visibles de tortura.

 

Crecer a merced de la violencia

 Según las cifras de mortalidad del Inegi, en México fueron asesinados 10 mil 876 niños, niñas y adolescentes entre 2004 y2013, de los cuales la mitad eran hombres de entre 15 y 17 años y otro 10 por ciento eran mujeres de la misma edad.

Las estadísticas resultan más alarmantes todavía. Entre 2007 –cuando el entonces presidente Felipe Calderón inició su la fallida ‘Guerra contra el narco- y 2016 –el cuarto año de gobierno de Enrique Peña Nieto- murieron de manera violenta un total de 304 mil 889 personas. Más de una tercera parte eran jóvenes.

Y aunque los hechos son innegables, los niños y jóvenes no figuran en la agenda de los candidatos ni en los programas sociales ni de salud pública en el estado, es más, según el documento Indicadores Sobre el Derecho a un Juicio Justo del Poder Judicial del Estado de Oaxaca, en 2014 se registraron 82 casos de conductas ilícitas que fueron llevadas ante un juez; la cifra aumentó en 2015 a 145; es decir, 76 por ciento más. Una prueba fehaciente de que en el estado de Oaxaca primero criminaliza a los chicos, para luego abandonarlos a su suerte.

Las razones son muchas y diversas: Uno, porque hasta los 18 años los niños no están llamados a votar; dos, porque hace falta un diagnóstico que permita saber cuáles son sus necesidades más apremiantes, entre las que destacan, grosso modo, la pobreza, la desigualdad, la discriminación, la falta de oportunidades y la ausencia de reconocimiento como un grupo social con características particulares y tres, y quizá la más grave es que no existen programas o mecanismos que sensibilicen a los adultos sobre las frustraciones por las que atraviesa un niño de camino a la adolescencia.

 

 Proteger a los niños a través del deporte

A falta de políticas públicas formales en el municipio, los ciudadanos de a pie se organizan y generan alternativas reales que protegen a los niños de la violencia, como la iniciativa de José Rendón Hernández, maestro de educación física, quien hace 8 años llegó a la ciudad de Tuxtepec con la mente fija en un sueño. Por más de 30 años había trabajado promoviendo el amor por el deporte y quería fundar una pequeña escuela técnico-deportiva de basquetbol que preparara a niñas, niños y jóvenes de entre 4 y 16 años. Y lo hizo.

Dos años después la escuela Triquis de Rendón sería uno de los primeros semilleros para jóvenes interesados en aprender los fundamentos básicos del baloncesto, y una excelente herramienta para mejorar la inclusión de los niños y adolescentes en riesgo y reducir el comportamiento antisocial que genera la falta de oportunidades, porque el deporte en cualquiera de sus presentaciones, dice Rendón Hernández, emplea la enseñanza de habilidades para fortalecer el comportamiento adaptativo, positivo y abordar los factores de riesgo relacionados con la violencia, el crimen y el uso de drogas.

“Practicar un deporte tiene muchas bondades, contribuye al bienestar físico, les enseña disciplina a los jóvenes muy dispersos y les genera identidad al sentirse incluidos”, aseguró el entrenador deportivo.

Recordó que hace seis años cuando tomó la decisión de rehabilitar la cancha de baloncesto, tuvo que recurrir a la policía municipal, porque el espacio deportivo estaba ocupado por indigentes que utilizaban el parque público para consumir alcohol y drogas.

“Por eso cuando platiqué con los padres de familia sobre mi intención de recuperar el parque, muchos me apoyaron”. Y entre todos compraron los tableros, pusieron los aros y las canastas, pintaron las zonas de tiro, las demarcaciones laterales y de fondo, y gestionaron el alumbrado público.

“Cuando nosotros llegamos aquí había una bola de vándalos. Recurrí a la ministerial porque aquí se reunían muchos drogadictos. Hice una limpieza con la ayuda de los padres”, confesó Rendón Hernández, quien aseguró que el baloncesto es un importante aliado en la prevención de la violencia entre los niños y jóvenes tuxtepecanos.

 

Por amor al deporte

La escuela técnico deportiva es una iniciativa independiente que se sostiene a partir de la cooperación económica y en especie que los padres de familia de algunos colegios particulares y vecinos del parque hacen mensualmente.

“Tengo como 25 o 30 niños que son vecinos de la colonia que son de bajos recursos pero yo los apoyo mucho. Les gusta el basquetbol y los he apoyado hasta con los uniformes y porque les encanta el deporte”. Recordó especialmente a un chico de muy pobre que fue campeón encestador que cuando llegó no tenía tenis. “Los ayudo porque para mí la vida es el deporte”, dice Rendón Hernández y su mirada se enciende.

 

 

El entrenador ve en la práctica del baloncesto una herramienta para llegar a ellos. “Acá vienen los chamacos, los involucro y platico mucho con cada uno” a fin de conocerlos mejor y saber de sus circunstancias vitales. Aseguró que para él es muy importante escucharlos, tratar de conocer sus aspiraciones, sus ilusiones y atender sus quejas porque no siempre resulta fácil comprenderlos.

Crear centros de alto rendimiento deportivo, especialmente en sitios de alta marginación y vulnerabilidad delictiva podría abonar a la política deportiva en el estado y ayudaría a saldar la deuda que, durante muchos años, ha mantenido a sus niños y jóvenes sumidos en el desamparo.

 

 

 

Links:

https://www.nvinoticias.com/nota/94489/ejecutan-adolescente-de-17-anos-en-tuxtepec-viajaba-en-urbano-y-recibio-disparo-en-la

https://www.nvinoticias.com/nota/97415/tarde-de-horror-sangre-rego-las-calles-de-tuxtepec-oaxaca

https://pagina3.mx/2018/02/tuxtepec-amanecio-con-la-muerte-cinco-ejecutados-entre-ellos-un-nino-de-13-anos/

Artículo anterior

Con 116 recursos e impugnaciones ante Tribunal Electoral, buscan tumbar ediles y diputados electos de Oaxaca

Artículo siguiente

Inicia Gobierno de Tuxtepec operativo para retirar ambulantes sin permiso

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *