Capital

Aumenta deuda pública adquirida por Alejandro Murat, oaxaqueños deberán pagar 2 mil 700 millones más por refinanciamiento

Miguel Ángel Maya Alonso

El refinanciamiento de la deuda pública y la nueva deuda de tres mil 500 millones de pesos, propuesta por el gobernador del Estado, Alejandro Murat Hinojosa y aprobada por el Congreso del Estado de Oaxaca en diciembre pasado, le costará a la entidad dos mil 733 millones 565 mil 547.3 pesos de más.

El gobierno del estado sugirió al Congreso del Estado aprobar el refinanciamiento de la deuda pública estatal por 13 mil 151 millones de pesos, lo que finalmente fue aprobado, sin embargo, los montos de deuda adquiridos suman 14 mil 884 millones 565 mil 247.3 pesos, de acuerdo con la licitación pública Número LAOAX-DRF-001-2019.

De acuerdo con la notificación del fallo, publicado el 27 de enero del 2020, fueron cuatro los contratos firmados con entidades financieras para refinanciar la deuda pública estatal. El primer contrato corresponde a mil 972 millones 785 mil 376.28 pesos mediante financiamiento y garantías de pago oportuno al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras).

Cuatro mil 873 millones 160  mil 493.65 pesos fueron contratados por segmento del proceso competitivo flexible a Banobras; cinco mil millones de pesos por segmento a plazo fijo al banco Santander y tres mil 38 millones 619 mil 377.37 pesos por segmento a plazo fijo s Banobras.

La Secretaría de Finanzas (Sefin) detalló mediante la licitación pública  Número LAOAX-DRF-001-2020, que serán cuatro mil 500 millones de pesos lo que se pagará por la deuda de tres mil 500 millones de pesos propuesta por el ejecutivo estatal y aprobada por el Congreso del Estado.

Fueron 137 millones 085 mil 199.53 pesos contratados a Banobras  con financiamiento con fuente de pago en participaciones, además de mil millones de pesos a Santander con financiamiento a fuente de pago FAFEF y de dos mil millones de pesos a Banobras con financiamiento a fuente de pago FAFEF, a lo que se suman mil 362 millones 914 mil 800.47 pesos a Banobras con financiamiento a fuente de pago del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF).

Es así que los acreedores del gobierno del Estado de Oaxaca son únicamente dos entidades financieras, Banobras y el banco Santander.

Deuda pública frena el crecimiento de Oaxaca, afirma diputado

Luego de que fueran los propios diputados de la 64 Legislatura del Congreso del Estado de Oaxaca los que aprobaran una deuda de tres mil 500 millones de pesos el pasado mes de diciembre, ahora aseguran que la deuda frena el crecimiento económico de la entidad.

En sesión ordinaria, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Oaxaca, Horacio Sosa Villavicencio promovió una iniciativa en la que busca modificar las reglas de operación de la deuda pública, con lo que se pretende que las dependencias presenten informes en donde expliquen en qué se gastan los recursos que reciben y que provienen de la deuda pública.

La iniciativa con proyecto de decreto plantea reformar la fracción XXIII del artículo segundo, así como los artículos 42 al 54 de la Ley de Deuda Pública para el Estado de Oaxaca.

En exposición de motivos, el diputado afirma que “en forma similar a lo que ocurre en el país, en Oaxaca el problema de la deuda pública, ya se ha convertido en uno de los principales frenos del crecimiento económico y de la atención al bienestar social en la entidad”, sin mencionar que fue esta misma Legislatura que apoyó la adquisición de nueva deuda.

El documento señala que a pesar de que la deuda estatal creció 4.6 veces en los últimos veinte años, pasando de cuatro mil 615 millones de pesos en el año 2000, a 21 mil 211 millones de pesos en el 2020, la economía del estado se ha mantenido estancada, incluso, por debajo de la economía nacional.

El diputado insiste que, en los hechos, lo que ha ocurrido en el estado de Oaxaca es que, la entidad, se ha endeudado mucho, pero esta, no se ha reflejado en el crecimiento de su economía y que Oaxaca sienta las bases generales para que el gobierno estatal y los gobiernos municipales puedan incurrir en empréstitos. Sin embargo, no especifica las normas de prudencia financiera que puedan y deban observarse en los endeudamientos que contraigan los gobiernos estatales y municipales.

“Los Congresos Federal y Estatal les conceden a los gobiernos federal y estatal una especie de colchón de deuda que funciona como un cheque en blanco que usan durante el año. Esto es posible porque los Congresos aprueban un techo de endeudamiento insuficientemente justificado; y porque, además, evitan exigir cuentas sobre el uso de estos recursos, mismos que no se explican de manera adecuada y suficiente en los documentos presentados a estas legislaturas durante el proceso de aprobación del Paquete Económico”, detalla la exposición de motivos.

Artículo anterior

San Pedro Quiatoni marcha contra minera estadounidense Don David Gold, piden cancelación de 10 concesiones entregadas sin consulta

Artículo siguiente

Activó Sector Salud plan epidemiológico preventivo por posible caso de coronavirus en Hospital Militar de Oaxaca

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *