CapitalComunicados

Inauguran programa de capacitación en DDHH en ámbito penitenciario

Documenta A.C., El Observatorio contra la tortura, la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) y el Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha (Código DH), organizaron la conferencia ‘Prevención de malos tratos y tortura en el ámbito penitenciario’, impartida el pasado 6 de febrero por Octavio Amezcua Noriega, de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ONU-DH), como acto inaugural del ‘Programa Básico de Sensibilización y Capacitación en Derechos Humanos’, que se impartirá al personal de la Subsecretaría de Reinserción Social en el estado de Oaxaca.

En la presentación estuvieron presentes, Ángel Salvador Ferrer, coordinador del Programa  de Prevención de la Tortura en Documenta, Fernando Francisco Coronado Franco, coordinador General de Visitadurias de DDHPO, Sara Méndez, coordinadora de Código DH y José Mendoza Balderas, director de Reinserción Social.

Durante la conferencia, Octavio Amezcua Noriega destacó la necesidad urgente de sensibilización y capacitación de la prevención de malos tratos y tortura en el ámbito penitenciario, y aseguró que las cárceles en México sufren un abandono crítico y que éstas no logran, dada la normalización de la violencia que existe al interior de ellas,  su labor de reinserción social. “Las cárceles no son, no han sido y, difícilmente van a ser, una prioridad para los gobiernos en turno. ¿Por qué, simplemente porque no es un tema que dé dividendos políticos”, añadió.

Amezcua Noriega explicó que la cárcel, como ente central de la justicia penal, presenta particularidades que hacen que las violaciones a los derechos fundamentales sean de mayor magnitud que las que se presentan en otros recintos penales como los juzgados o los ministerios públicos. “A la precarización de las cárceles se presenta el problema del autogobierno”, lo cual, dijo, dificulta la obligación que el estado tiene de proteger la vida y la integridad física de las personas en reclusión.

Esta posición de garante del estado, que no se alcanza a concretar, señaló Amezcua Noriega, deriva en violaciones recurrentes de otros derechos básicos que impactan en el derecho a la salud, la educación, el trabajo y la protección judicial que todas las personas privadas de su libertad tiene.

Ángel Salvador Ferrer, por su parte, instó a los elementos de los cuerpos de seguridad pública, a reflexionar sobre el papel fundamental que tienen para que las personas que purgan una sentencia “puedan reinsertarse efectivamente al ámbito social o sólo experimenten un periodo de castigo y penuria”.

Sara Méndez, coordinadora del Código DH, explicó que el programa de sensibilización tiene el objetivo de fortalecer las capacidades de servidoras y servidores públicos para que éstos puedan cumplir cabalmente con el mandato de proteger la integridad física y emocional de las personas privadas de la libertad.

Durante su intervención, Fernando Francisco Coronado Franco, coordinador General de Visitadurías, aseguró que las condiciones estructurales del sistema penitenciario favorecen la práctica de la tortura y el uso de la fuerza especialmente en las cárceles, por lo que reconocer su ejercicio es un primer paso en el combate de esta problemática.

Finalmente, José Mendoza Balderas, director de Reinserción Social, dijo que con los cursos de capacitación, la institución coloca como piedra el respeto y la garantía de los derechos humanos dentro del sistema penitenciario en el estado.

El curso de sensibilización y capacitación en derechos Humanos se llevará a cabo con personal de la Secretaría de Seguridad Pública den Estado de Oaxaca (SSPO) en febrero y marzo de este año, en las instalaciones de la defensoría.

Artículo anterior

Se levantó veda sanitaria en Huatulco, informó gobierno municipal autorización de comercialización de moluscos

Artículo siguiente

Cumple una semana desaparecida, adolescente mixteca

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *