CapitalPeriodismo ColaborativoPeriodistas de a pie

Hacedoras de Estrellas, narrativa sobre la abuela Chencha que entendía el fuego

 

  • Griselda Sánchez Miguel es paisajista sonora, periodista y productora radiofónica independiente de raíces Ñuu Savi.

 

Soledad Jarquín Edgar / SemMéxico

 

Oaxaca de Juárez.- “La abuela molía las semillas en el metate, piedra contra piedra, y mientras cargaba a sus hijos en la espalda hacia estrellas. Las cocinaba a fuego lento, tan lento, que el mismo universo renacía”.

Hacedoras de Estrellas es la nueva obra de Griselda Sánchez Miguel, conocida también como Lluvia Obsidiana, escrita en castellano y en Tu´un Savi o mixteco, que fue presentado este miércoles 16 en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca.

Bajo un cielo “realmente” estrellado, junto al fogoncito en la casa de la abuela Crescencia Celis Antonio, en San Isidro Jaltepetongo, Nochixtlán, Oaxaca, Griselda Sánchez Miguel concibió este poema, cuento o narrativa corta, mientras las tías le contaban historias de la abuela Chencha.

El libro, dedicado a su linaje femenino Ñuu Savi -su abuela materna Chencha y su abuela paterna Emilia Celis; a su madre Margarita Miguel, sus hermanas María, Laura, Roberta, María Elena, Edith, Araceli y Lourdes-, maduró guardado algún rato después de aquel viaje que la reencontró con sus ancestras y las estrellas. Hoy lo tiene entre sus manos, lo hojea cuidadosa, como el cuidado que pidió sin decir nada a la ilustradora Yssel Ellsa Tarín Ábrego a quien solo le pidió que lo leyera y si le resonaba harían algo juntas.

Griselda Sánchez Miguel es doctora en Desarrollo Rural por la UNAM, su formación es como comunicadora y se ha desarrollado fundamentalmente en la radio comunitaria en la producción de piezas informativas, principalmente reportajes.

De su trabajo tiene grandes satisfacciones como el premio recibido en la Bienal Internacional de Radio en 2008 con un radio reportaje llamado Fundación del Recuerdo y un tercer lugar por su programa comunitario Luna del Rocío, donde entrevistó a mujeres en su defensa por el territorio y el cuidado de la vida.

Su trabajo de investigación la llevó a escribir el libro La Línea, relatos de la resistencia de Atenco que se publicó a finales de 2010, un trabajo que califica como periodístico testimonial.

Durante cuatro años, Griselda Sánchez Miguel caminó por algunos países de América Latina, para escribir Aire no te Vendas, investigación que hizo mientras estudiaba su maestra en Desarrollo Rural en la UAM-Xochimilco. En este trabajo revela la resistencia de los pueblos frente a los megaproyectos eólicos y el papel de las radiodifusoras comunitarias.

Por ello sorprende Hacedoras de Estrellas que revela la sensibilidad de Griselda Sánchez Miguel, que después de ser escrito buscó la forma de presentarlo como una pieza de radio arte, pero Griselda pensaba que todavía no llegaba a su lugar ni su camino.

 

 

Un buen día, dice, conoció a Yssel Ellsa Tarín Ábrego, ilustradora. A ella le contó de Hacedoras de Estrellas. “Si te resuena podemos hablar para que hagas las ilustraciones”, le dijo. Muy pronto le respondió que sí que trabajarían juntas. El libro, dice Griselda, tiene un trabajo que muestra la capacidad imaginativa y fantástica de Yssel Ellsa Tarín Ábrego.

El libro pasó a manos de la diseñadora Pola Ávila y luego el proceso de traducción al Tu´un Savi a través de Fabián Bonilla del Colectivo Ve´i Ñuu Savi, que realizó la traducción al mixteco de Santa María Yukuti y finalmente el diseño editorial realizado por Ruth Orozco, toda esta tarea se empezó desde 2018, hasta ahora y gracias al financiamiento de Consorcio Oaxaca finalmente se publicó Hacedoras de Estrellas.

“Lo que la abuela leía eran los signos que dibujaba el fuego mientras cocinaba”.

Dice otra de las líneas de este libro, que se lee rápido, pero se vuelve a leer porque produce emoción cuando se reivindica la vida de una mujer en la cocina rural y devuelve al tiempo a una abuela vista a través de las palabras amorosas de una nieta, que vuelta una escritora parte de una frase coloquial: “Hasta que no se te vaya el deseo…”

El libro se quedó guardado. «Me había fijado un plazo, pero después entendí que había que dejarlo en el plazo natural de la vida». Griselda Sánchez Miguel es diagnosticada con cáncer de mama, dejo su cronograma, sus plazos en la publicación del libro, los plazos que tenía previstos, porque a raíz del diagnóstico los tiempos para crear e imaginar serían otros. Ahora eran los tiempos de la salud que logró de una forma no convencional.

Hacedoras de Estrellas fue presentado por la poeta y gestora cultural Ñuu Savi Nadia García, la ilustradora Yssel Elisa Tarín Abrego, la escritora Minerva García, la defensora Yesica Sánchez Maya, la editora Ruth Orozco y la misma autora, este miércoles 16  en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca.

 

Una publicación de https://www.semmexico.mx/hacedoras-de-estrellas-narrativa-sobre-la-abuela-chencha-que-entendia-el-fuego/

Artículo anterior

“México debe acabar con el desafío estructural de la desaparición forzada”: Corte Interamericana de Derechos Humanos

Artículo siguiente

Invertir en economía del cuidado generaría 25.8 millones de empleos en América Latina

elmuromx

elmuromx

- Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.