CapitalPeriodismo ColaborativoPie de Página

Juicio a García Luna: arranca la cuenta regresiva

 

  • Este lunes 9 de enero empezó el juicio contra el exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, con la selección de los miembros del jurado. El socio de Felipe Calderón es acusado de narcotráfico y delincuencia organizada

 

Texto: Alberto Nájar / Pie de Página

Foto: Tercero Díaz / Cuartoscuro

 

Ciudad de México.- En el sistema de justicia de Estados Unidos la elección del jurado para los juicios es el arranque del conteo final para el destino de los imputados.

A partir de ese momento las posibilidades de una negociación para obtener beneficios a cambio de colaboraciones, se reducen drásticamente.

No hay vuelta atrás. Es apostar la libertad por muchos años, y a veces también la vida, a la interpretación de un grupo de personas con historias e intereses muy distintos al interés del procesado.

Genaro García Luna está muy consciente de la fragilidad de su destino.

En la sala de la Corte Federal de Brooklyn donde está programado su juicio, estará presente en todo momento el histrionismo e impunidad que tuvo a su paso por los gobiernos de tres presidentes de México.

Ingeniero de profesión aunque nunca ejerció su carrera; formado desde adolescente en el mundo de los madrinas, criminales al servicio de agentes de la Policía Judicial Federal, García Luna fue el personaje más poderoso en el gobierno de Felipe Calderón.

Hoy está preso en Estados Unidos, acusado de cinco delitos federales: tres por conspirar para exportar cocaína y otras drogas a Estados Unidos, otro por delincuencia organizada y uno más por falsedad de testimonio.

A García Luna se le acusa además de proteger y colaborar con al menos dos carteles: Sinaloa y el de los hermanos Beltrán Leyva.

Por estos cargos podría enfrentar una sentencia de entre diez años de prisión y cadena perpetua, según decidan los jurados que este lunes empezaron a seleccionarse.

El juicio en su contra inició formalmente este lunes 9 de enero con la selección de los miembros de un jurado, los cuales serán elegidos de entre un total de 400 candidatos.

De acuerdo con el Departamento de Justicia el proceso puede terminar el 17 de enero, días antes de la primera audiencia de García Luna ante el juez Brian Cogan.

Es el mismo personaje que encabezó el proceso contra Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, quien enfrentó un proceso similar al que ahora vive el socio de Felipe Calderón.

El Chapo, por cierto, fue sentenciado a cadena perpetua, dictamen que escuchó en el mismo sitio donde comparecerá García Luna.

Los testigos

El exsecretario de Seguridad Pública fue detenido el 9 de diciembre de 2019 en Dallas, Texas, y trasladado de inmediato a Nueva York, donde permanece encarcelado.

Desde entonces el Departamento de Justicia, la DEA, el FBI y el Departamento del Tesoro han elaborado un grueso expediente judicial en contra del lugarteniente de Calderón Hinojosa.

Para el juicio se han preparado cientos de pruebas documentales, grabaciones telefónicas, correos electrónicos y documentos oficiales de varios países con detalles de negocios y transferencias financieras de García Luna, su familia y colaboradores.

Sin embargo, el elemento central del proceso será el testimonio de al menos 24 personas que ya fueron autorizadas en la Corte Federal de Brooklyn.

Oficialmente no se ha revelado la identidad de los testigos por seguridad, pero de acuerdo con medios estadounidenses y corresponsales mexicanos en ese país -como Jesús Esquivel, de la Revista Proceso– es previsible que el Departamento de Justicia presente a varios de los personajes que participaron en el juicio contra El Chapo Guzmán.

Así, es previsible el testimonio de Jesús Zambada García, El Rey, hermano del actual líder del Cartel de Sinaloa, Ismael Zambada El Mayo.

También se espera la comparecencia de Vicente Zambada Niebla, El Vicentillo, hijo mayor del capo, así como de otros colaboradores de la organización como Dámaso López Núñez, El Licenciado y de su hijo Dámaso López Serrano, El Mini Lic.

El Rey podría ser uno de los testigos clave contra el socio de Felipe Calderón. Durante el juicio contra Joaquín Guzmán, recuerda el periodista Jesús Esquivel, el capo declaró haber entregado varios millones de dólares a García Luna.

En la lista de posibles testigos aparece Édgar Valdés Villarreal, La Barbie, uno de los principales colaboradores del cartel de los hermanos Beltrán Leyva.

También se espera el testimonio del exfiscal de Nayarit, Édgar Veytia, así como varios narcotraficantes colombianos para testificaron contra El Chapo.

La fortuna de García Luna

Uno de los elementos que juegan en contra de García Luna es la cuantiosa fortuna que se le ha comprobado, y que según la fiscalía estadounidense proviene del narcotráfico.

Para contrarrestar el argumento los defensores del detenido afirman que el dinero de su cliente es legal, pues forma parte del pago por los servicios de asesoría que brindaba el exsecretario de Seguridad.

Parte de esos honorarios provienen de autoridades mexicanas, según revelan documentos entregados a la Corte Federal de Brooklyn y publicados por el periodista Keegan Hamilton en su cuenta de Twitter.

Uno de esos documentos advierte que en 2012, cuando terminó el gobierno de Felipe Calderón, el exsecretario de Seguridad se mudó a Miami, Florida, donde creó una empresa con varios de sus excolaboradores.

“Su cliente primario fue el Gobierno de México”, añaden los abogados. “En el curso de los siguientes años el señor García Luna recibió sumas importantes de dinero por su trabajo de consultoría y las plataformas de seguridad e inteligencia que ofreció al gobierno mexicano”.

Y concluye: “Estos ingresos permitieron a García Luna convertirse en una persona adinerada y adquirir activos sustanciales”.

No está clara la fecha de la primera audiencia formal del juicio, cuando se presenten los argumentos iniciales de la Fiscalía y la defensa de García Luna.

El juez Cogan determinará el inicio de esta parte del proceso una vez designados los miembros del jurado, y cuando se agote el tiempo para las negociaciones previas con el acusado.

Tampoco se sabe el tiempo que podría durar el juicio, aunque el antecedente más cercano es el que enfrentó Guzmán Loera, que se prolongó durante tres meses.

En todo caso, para quien fuera el principal colaborador, lugarteniente y alter ego de Calderón Hinojosa, la cuenta regresiva a su destino final ya ha empezado.

Artículo anterior

Al igual que Yunes, Cuitláhuac García planta a familias de desaparecidos en Disculpa Pública en Veracruz

Artículo siguiente

Atacan a periodista mientras cubría agresión contra mujer en San Juan Guelavia

elmuromx

elmuromx

- Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *