Periodismo ColaborativoPeriodistas de a pieRegiones

Indígenas tseltales de Chiapas no participarán en elecciones 2024

 

  • Desde 2018, los indígenas tseltales en Chiapas constituyeron un gobierno comunitario que funciona de facto, y rechazan el sistema de partidos al que consideran está corrompido y, en su región, coludido con el crimen organizado

 

Texto y fotos: Ángeles Mariscal / Chiapas Paralelo

 

Chiapas, Chis.- Son pobladores de 11 regiones del municipio de Chilón, son indígenas tseltales que habitan en la región selva del estado de Chiapas, que conservan su cosmovisión indígena y, por la vía legal, han buscado el reconocimiento del derecho a la libre determinación y su estructura de gobierno comunitario, sin que hasta el momento los órganos electorales estatal y federal (IEPC e INE) hayan llevado el debido proceso para formalizarlo.

A pesar de ello, de facto, desde 2018 conformaron su gobierno y empezaron a ejercerlo creando estructuras organizativas comunitarias que funcionan en la práctica para la resolución de conflictos, el mejoramiento de su salud, educación y gestión de proyectos económicos.

«La partidocracia está corrompida»

Este sábado, el Concejo del Gobierno Comunitario de Chilón presentó su informe de seis años de trabajo, ante miles de indígenas que se reunieron en la cabecera municipal de Chilón.

En semanas anteriores, el Concejo recorrió las 11 regiones donde tiene presencia. En Bachajón, Palma Xanahil, Patwits, San Antonio Bulujib, Ch’ich’, Ahlan Sac Hun, Lázaro Cárdenas, Pamanabil, Sacun Palma, San Jerónimo T’ulilh’a y Chilón se llevaron a cabo 11 asambleas donde la población indígena habló sobre propuesta “de lucha y de vida”.

Hablaron sobre los retos que enfrentan, de cómo “ha aumentado la venta clandestina de alcohol y de drogas en las comunidades, lo cual provoca la muerte de inocentes y la destrucción de las familias. Advertimos con preocupación el aumento de las células del crimen organizado coludidas con el sistema de partidos políticos”, explicaron las concejalas y concejales del gobierno comunitario.

“Ya vimos que los sistemas partidistas lo único que buscan es tener el poder, ganar en las elecciones y luego no defienden los intereses de los pueblos. Por eso los jóvenes, mujeres y hombres decidieron continuar por el camino que es el gobierno comunitario”, explicó Pascuala Vazquez Aguilar, vocera del gobierno comunitario.

En la última asamblea, que se llevó a cabo el cabecera municipal de Chilón, presentaron la ruta que seguirán. Ahí, miles de indígenas ratificaron que continuarán por la vía de los gobierno autónomos.

“El año electoral ha iniciado y las campañas partidistas han manifestado ya sus modos corrompidos de proceder, llegando al grado de repartir cerveza en sus eventos, alcoholizado y manipulando a la ciudadanía. Lo dijimos desde el principio y lo repetimos, los partidos parten, dividen y someten al pueblo.

“Al ver y sentir en el corazón el sufrimiento de nuestras comunidades manifestamos con contundencia que seguiremos construyendo caminos de vida desde nuestra autonomía. Continuaremos siendo Gobierno Comunitario legítimamente, aunque legalmente nuestro derecho está postergado”.

“Somos llamados a luchar por el derecho a la libre determinación y así fortalecer los orígenes de nuestros pueblos. Promovemos lo colectivo frente a lo individual, defendemos las raíces culturales frente al despojo de nuestra identidad, luchamos por la Madre Tierra ante la amenaza extractivista”, dijeron.

Luchar por el reconocimiento de su autonomía

En las asambleas recordaron el proceso que siguieron hasta llegar a la conformación del Gobierno comunitario. En 2017 el IEPC recibió su solicitud para iniciar el procedimiento que pudiera llevarlos a su derecho a la libre determinación, en el que recogieron las firmas de miles de indígenas de Chilón. Este organismo lo recibió, y tras varios meses de postergar la respuesta argumentando que faltaba documentación, finalmente se vio obligado a iniciar el proceso.

Pero nuevamente buscó postergarlo, bajo el argumento de que estaban en la puerta de las elecciones de 2018. Los indígenas decidieron avanzar en la práctica, en asambleas nombraron concejeros y concejeras que los representarían y trabajarían como hasta ahora, sin ningún salario, sino como parte de su responsabilidad comunitaria.

Pasadas las elecciones de 2018, ante la exigencia de la población de Chilón para continuar con el reconocimiento legal de su Consejo de Gobierno, funcionarios del IEPC dijeron que por el coronavirus no había condiciones para llegar a la comunidad, pero no pudieron impedir que conforme al proceso legal se hiciera estudio cultural que mostrara que realmente son un pueblo de mayoría tseltal que se gobierna por el sistema normativo indígena.

Sin embargo, las autoridades municipales constitucionales respondieron con violencia, secuestraron a los antropólogos para impedir el dictamen que pedía el IEPC. A pesar de ello los antropólogos lograron realizarlo y dieron un dictamen positivo hacia la comunidad.

En ese momento el IEPC pidió que se realizara una consulta pública. Cuando se iniciaba este proceso, 23 de los indígenas del gobierno comunitario fueron secuestrados; se suscitaron más amenazas de muerte hacia la población por parte del ayuntamiento y los representantes de los partidos políticos. Eso suscitó que el proceso se detuviera, y que el IEPC señaló que no había condiciones para continuar.

“En el territorio dijimos que no nos reconocieron este derecho, no nos impiden ejercerlo. Levantamos nuestras oficinas y empezamos a trabajar”, explicó la vocera del Gobierno Comunitario. Hasta este momento continúan.

No todo son las elecciones

 

“No al crimen organizado. No a la violencia causada por los partidos políticos. Cese a todo tipo de violencia, guerras, asesinatos y desapariciones”, estaba escrito en una de las pancartas que llevaban alzada pobladores del Gobierno Comunitario del municipio de Chilón.

Como parte de la celebración de sus seis años de gobierno, marcharon en la cabecera municipal, y llevaron a cabo una celebración, donde reiteraron su postura de vivir de una forma diferente a la que el sistema de partidos les impone.

Hablaron sobre su espiritualidad, sobre la conservación de la tierra que implica estar en armonía de una manera integral y gobernarse “con buena voluntad sin perseguir un sueldo, porque nuestro sentir y el latido de nuestros corazones está en la lucha y defensa de los derechos del pueblo. Lo comunitario de nuestra gobernanza está en que no tenemos un mando único que presida el movimiento, sino un conjunto de concejales elegidos en sus regiones que representan el sentir de su pueblo”.

Estuvieron acompañados de organizaciones de la sociedad civil que les han apoyado en su proceso de formación y de gestión, por pensadores de centros de estudio que les han acompañado en conocer su potencial como pueblos indígenas y la importancia de su movimiento de cara los retos que enfrenta la humanidad, y por religiosos que han apostado por ejercer y potenciar la espiritualidad de cara a las necesidades concretas de la población.

A ellos y ellas, integrantes del pueblo de Chilón les agradecieron públicamente en una ceremonia donde hubo rezos, canciones y oraciones. “Hoy hacemos un llamado a los que comulgan con nuestra lucha a unirse a nuestras demandas que buscan construir un presente más armónico”, dijeron antes de partir a sus comunidades.

 

Encuentra la publicación aquí.

Artículo anterior

¿Por qué las buscadoras están en el 8M? Porque buscar es cuidar

Artículo siguiente

Evita Protección Civil riesgos por panales en Santa Teresa

elmuromx

elmuromx

- Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *