Página3

Murat y Fraguas maquillan una ciudad para turistas mientras su pueblo viva entre toneladas de basura

Pedro Matías

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Con barricadas de basura, comerciantes y amas de casa bloquearon algunas calles aledañas al Palacio de Gobierno para exigir al gobernador Alejandro Murat Hinojosa y al presidente municipal José Antonio Hernández Fraguas, solución al conflicto de basurero que ha convertido a esta capital en un muladar en vísperas de las Fiestas de los Lunes del Cerro o Guelaguetza.

Mientras que alrededor de seis mil toneladas acumuladas en ocho días se encuentran esparcidas en las calles de esta capital, el gobernador y el presidente municipal salieron, como si estuvieran en campaña, a participar en el Programa de Mejoramiento Visual del Centro Histórico.

Resaltaron que en el marco de las festividades de la Guelaguetza 2017, realizaron este domingo trabajos del “Tequio (trabajo comunitario no remunerado) por Oaxaca”, que comprende limpieza, pintura de fachadas y de señalamientos en los siete cuadrantes de la capital oaxaqueña.

Sin embargo, eso se realizó solamente en el área turística, mientras que atrás del Palacio de Gobierno los olores fétidos, las moscas y los montones de basura se acumularon en ocho días de conflicto en las colonias Vicente Guerrero y Guardado que cerraron el basurero para exigir el desalojo de sus territorios del grupo de choque del PRI autodenominado Frente Popular 14 de Junio.

“Este Tequio por Oaxaca es una ofrenda que el Gobierno y el pueblo de Oaxaca realizan en equipo en favor de la sociedad”, expresó el Ejecutivo Estatal ante personal de diversas dependencias de la Administración Pública Estatal y Municipal, que participaron en estas importantes tareas.

Murat caminó hasta la calle de García Vigil esquina Independencia, donde con rodillo en mano comenzó a pintar la fachada de la pared, al tiempo que la comitiva que lo acompañaba realizaban acciones de limpieza, pintura de fachadas y de señalamientos en los siete cuadrantes de la capital oaxaqueña.

Alejandro Murat expresó que en estas acciones participaron alrededor de dos mil trabajadores de las dependencias de gobierno que fueron obligadas a participar.

Lo cierto es que los montos de basura siguen acumulándose en las principales calles debido a que no hay servicio de limpia.

A su vez, Organizaciones del Grupo de Trabajo Zaachila Oriente emitieron un pronunciamiento sobre los hechos recientes por la presencia del Frente Popular 14 de Junio donde hacen un enérgico llamado a las autoridades estatales para que en pleno apego a la ley y respeto a los derechos humanos garanticen la seguridad y bienestar de las más de 15 mil personas que habitan en las colonias cercanas al basurero metropolitano de Oaxaca, privilegiando el diálogo y atendiendo las demandas de la sociedad civil.

“Nos encontramos con profunda consternación por la violencia reciente, la cual es reflejo de una falta de atención del gobierno estatal a las necesidades de la zona que abarcan temas de seguridad, salud, educación, empleo y servicios públicos”, puntualizaron.

En un documento dirigido a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca denunciaron que “partir del trabajo que realizamos en el área, durante años hemos constatado la discriminación constante que padecen las familias de la zona debido a la presencia del basurero”.

Sin embargo, a raíz de los hechos recientes, dicha estigmatización se ha incrementado de forma injustificada entre de la sociedad oaxaqueña, dando pie a fenómenos de criminalización que no distinguen entre víctimas y victimarios.

De hecho, a pesar de que las personas que viven en la zona del basurero se ven afectadas por las más de 700 toneladas de basura que diariamente se producen en la zona metropolitana de Oaxaca, el gobierno estatal no ha facilitado espacios de diálogo e iniciativas concretas para propiciar el desarrollo y la cohesión social en la zona, lo cual hace aún más difícil de erradicar el estigma que enfrentan los pobladores de la zona oriente de Villa de Zaachila.

Como organizaciones, han presenciado el compromiso de niños, niñas, jóvenes y adultos de la localidad para mejorar sus condiciones de vida y hacer frente a la violencia y a la desigualdad de forma solidaria, la mayoría de las veces sin apoyo institucional. Prueba de lo anterior son proyectos como la Escuela de Iniciación Musical Santa Cecilia, el Colectivo de Comunidades Oaxaqueñas, el Centro Comunitario Vicente Guerrero, la Red de Bibliotecas y el equipo de Promoción Juvenil Comunitaria de SiKanda.

Es por ello que Solidaridad Internacional Kanda (SiKanda), Fundación de Apoyo a la Educación Huapahualiztli, Escuela de Iniciación Musical Santa Cecilia y el

Colectivo de Comunidades Oaxaqueñas hicieron un llamado a la paz y al respeto a los derechos humanos, al tiempo que se solidarizaron con las personas afectadas por el conflicto.

Artículo anterior

Cafetaleros de Chilchotla logran certificación orgánica

Artículo siguiente

Sindicato de SSO anunció oposición al proyecto federal de universalización de la salud

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *