Página3

Masacre en Sierra Sur, por ausencia del Estado y por controlar megaproyectos

Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- La violencia generada en la Sierra Sur que dejó la víspera 13 muertos en Santa María Ecatepec no solo obedece a conflictos históricos por límites de tierra sino que también implica un control territorial por parte de poderes específicos como los partidos políticos y megaproyectos como minería, parques eólicos, líneas de alta tensión y concesiones de agua, afirmó la organización Tequio Jurídico.

Luego de condenar la violencia para resolver los conflictos por la tierra, externaron su preocupación “por la ausencia del Estado en la solución del conflicto agrario o que la única respuesta sea la militarización de la región respaldada por la Ley de Seguridad Interior”.

Recordaron que el lunes 16 de julio del 2018 pasado, aproximadamente a las 5:40 de la tarde, habitantes de San Lucas Ixcotepec emboscaron a comuneros de la comunidad chontal de Santa María Ecatepec, Yautepec, atentado que dejó 13 muertos, entre ellas dos mujeres.

Es por ello que “condenamos los asesinatos y exigimos que se investiguen los hechos con  debida diligencia con los más altos estándares internacionales de derechos humanos (y) exigimos al gobierno en sus tres niveles que implemente medidas efectivas en el marco de los derechos humanos de los pueblos indígenas y de las mujeres para la solución de conflictos agrarios en el Estado de Oaxaca”.

Además, hicieron un llamado a las comunidades con conflictos agrarios a crear alternativas de diálogo para su solución y evitar en todo momento actos de provocación y violencia.

Consideran que “es importante que las mujeres participen en los espacios de toma de decisiones para la construcción y participación de alternativas no violentas en la resolución de los conflictos agrarios”.

Tequio Jurídico envió una carta dirigida a las comunidades chontales, organizaciones civiles y de derechos humanos donde condena los actos violentos en la Sierra Sur por conflictos de límites de tierra.

Resaltó que “estos  hechos violentos obedecen a un conflicto añejo por límites de tierra  entre las comunidades de San Lucas Ixcotepec y Santa María Ecatepec, el cual no se  ha  podido resolver por la falta de atención efectiva del Estado en sus tres niveles de gobierno”.   

Recordaron que “estos últimos acontecimientos no son los únicos que han sucedido en la región de la Sierra Sur. En el año 2016 otro conflicto agrario ocurrió en San Pedro Tepalcatepec y San Pablo Topiltepec,  Oaxaca, donde resultaron cinco personas asesinadas y en  abril del 2017, perdieron la vida cuatro personas y catorce resultaron heridas a raíz del conflicto agrario entre San Pedro Mártir Quiechapa y Santiago Lachivia.

“Nos preocupa el escalamiento de la violencia en la región chontal y en el estado de Oaxaca, sobre todo se hace visible la violencia en contra de las mujeres en los conflictos por la tierra, afectando la vida, la integridad física y emocional de las mujeres y sus derechos agrarios, quienes anteponen sus cuerpos en la defensa de su territorio”, puntualizó.

Artículo anterior

Destacada participación de “Flor de Piña” en Calenda con que inició la Guelaguetza

Artículo siguiente

Oaxaca no solo es fiesta, es rebeldía, es el corazón rebelde de México contra minas, eólicas y megaproyectos

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *