IstmoPressPeriodismo ColaborativoRegiones

Modesto, el abuelo salvadoreño que siembra el Istmo contra la violencia del sur

#ISTMOPRESS  / DIANA MANZO

Modesto Antonio Salinas Reyes oriundo de El Salvador adoptó a México para vivir

#Ixtepec 18 (#Istmopress) – Desde que llegó al refugio “Hermanos en el Camino” que se ubica en Ciudad Ixtepec es el encargado del corte de la leña que se usa para el fogón y también ayuda en la limpieza del comedor, la constante violencia con la que vivía lo alejó de su país y de los suyos, recuerda sus cosechas de maíz y frijol que durante más de 40 años cultivó para llevar el sustento a su casa; ahora solo ha quedado en recuerdos porque aquí en México eligió para vivir, allá en El Salvador, el país de Modesto los abuelos como él no significan nada, no hay apoyo para ellos y mucho menos empleo.

Aunque las fuerzas no las tiene como la de un joven, Modesto Antonio Salinas Reyes de 66 años de edad tiene un plan y es el de trabajar en México y enviar dinero a su única hija que se quedó allá con sus familiares, porque también por la falta de recursos económicos fue motivo de su desplazamiento.

Según datos de la Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes (Redodem) en su informe 2018, la falta de recursos económicos y la violencia fueron las principales causas por las cuales miles de centroamericanos como Modesto abandonaron sus países e ingresaron a México por la frontera Sur para alcanzar el llamado “sueño americano” y mejorar sus condiciones de vida.

“El 74.4 por ciento de las personas se desplazan forzadamente por fines económicos, el 12.2 lo hace por motivos familiares y el 3.4 por la violencia”, esto es en la migración que ingresa a México según Redodem.

Tal vez sea Ciudad Ixtepec donde Modesto radique por el resto de su vida u otra localidad pero lo que sí está convencido es que México ahora es su país; lleva aquí nueve meses porque está a la espera de que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) le otorgue un permiso, mientras tanto ha conocido a muchas personas, en el refugio fundado hace más de diez años por el sacerdote Solalinde Guerra ha encontrado el cariño y la aceptación por ser un adulto mayor.

Los jóvenes migrantes se admiran de que Modesto todavía tenga fuerza para cortar la leña con un hacha o limpiar un espacio para sembrar alguno de los cultivos, y es que a pesar de vivir lejos de El Salvador su amor por el campo sigue imperando, no olvida lo que heredó de su padre y abuelo.

Modesto lo que quiere es trabajar, allá en El Salvador la delincuencia de “Las Maras” ha hecho que muchas personas migren por la violencia y la falta de dinero, pues a muchos salvadoreños les quitan dinero cuando tienen un negocio o cultivan tierras.

Su gorra, una playera y su pantalón de mezclilla es su atuendo diario con el cual inicia su faena, hace dos meses comenzó a recibir un recurso económico de 2 mil 380 pesos quincenales, beneficio obtenido por programa piloto “Emergencia social” de la Secretaria de Bienestar que se aplica únicamente en Ciudad Ixtepec de todo Oaxaca.

“Cuando me preguntan en qué quiero trabajar les digo que yo conozco el campo y aquí en México quiero sembrar, considero que tengo aun fuerza, allá ya no podía hacer nada, allá los viejos no tenemos voz, no hay sistema de retiro, no hay nada, y necesitamos comer, mi hija que aunque esté casada me necesita, y con este dinero que obtengo del programa de López Obrador lo ahorro y se lo envío, porque allá yo no regreso”.

Alberto Toledo, responsable del programa “Emergencia social” que se aplica en Ciudad Ixtepec desde hace seis meses , explicó que la intención es contribuir con la población migrante centroamericana que llega a México por la frontera sur, y que es una iniciativa piloto que ha beneficiado en dos etapas a un total de 162 personas migrantes, el cual concluirá el próximo 30 de diciembre.

Dijo que este programa surgió como iniciativa del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador para apoyar a los migrantes y contrarrestar la situación política y económica con Estados Unidos, cuando estaba la amenaza del alza de los aranceles en productos mexicanos.

“Sabemos que muchos migrantes ingresan a México, entonces se le está dando una oportunidad para que tengan recursos durante su estancia, por ahora están realizando actividades productivas en espacios públicos, limpian los parques, las vías de ferrocarril, los mercados, la intención es que después ya sea el apoyo al tema educativo”, dijo.

El próximo 30 de diciembre el programa piloto para migrantes concluirá, Alberto Toledo desconoce si continuará o no para el 2020, lo que sí está satisfecho es que se ha integrado a los adultos mayores como Modesto, quienes migran con 60 y 65 años de edad y que lamentablemente al llegar a México difícilmente encuentran un empleo seguro.

 

PUBLICACIÓN MEDIO ALIADO

Migrar cuando eres un abuelo no es nada fácil, es doblemente  peligroso

Artículo anterior

Relanzarán APP para Mixteco, ahora con traducción en inglés

Artículo siguiente

Un ejecutado y una denuncia de explosivo exhiben cerco de violencia en capital oaxaqueña

elmuromx

elmuromx

- Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *