AMOR DE CABARETCapitalMúsica para Camaleones

Amor de Cabaret | El Galileo

Negoció con Movimiento Ciudadano(MC) su postulación a la reelección. Se apoderó de una estructura oficial que se moviliza por debajo del agua con el apoyo de agentes y exagentes de colonias y comunidades que frente a los otros candidatos no declaran su preferencia por Ramírez Chávez, pero en lo oscurito atizan los beneficios de obras inauguradas y la sensación de que Noé Ramírez los lleva a buen puerto,  pero le ha faltado la propaganda adecuada.

Antonio Mundaca

La apuesta de Noé Ramírez Chávez en la presidencia de Tuxtepec, tras suceder en el cargo al extinto Fernando Bautista Dávila fue la de hacer su propio camino sin el pesado atavismo davilista. Su ascenso inesperado al poder le dio las ventajas del presupuesto y los nulos compromisos que cargó el exmunícipe hasta el día de su muerte.

Poco a poco, Ramírez Chávez fue quitándose pesadas losas y piedras económicas como nóminas secretas y un sinnúmero de bautistas adheridos al erario público, para que su gente de confianza ocupara los puestos claves. Sin embargo, a sus decisiones políticas le siguieron malas decisiones en el manejo de comunicación que dañaron su imagen los primeros meses, el enemigo siempre lo ha tenido dentro, en el reacomodo de los huérfanos del davilismo en otros proyectos o cargos, la mala propaganda instauró en la ciudadanía la sensación de que no se esperaban del nuevo presidente grandes cosas.

Pero le han cambiado los vientos 9 meses después. Negoció con Movimiento Ciudadano(MC) su postulación a la reelección. Se apoderó de una estructura oficial que se moviliza por debajo del agua con el apoyo de agentes y exagentes de colonias y comunidades que frente a los otros candidatos no declaran su preferencia por Ramírez Chávez, pero en lo oscurito atizan los beneficios de obras inauguradas y la sensación de que Noé Ramírez los lleva a buen puerto,  pero le ha faltado la propaganda adecuada.

A su obstinación como presidente recién estrenado le deben las escrituras de las colonias  Martha Luz y La Huerta, donde ni el gobierno estatal o federal pudieron resolverlo, o el  Programa de Dragado de Arroyos en Benemérito Juárez, El Apompal  y San Jacinto y un intenso Programa de Rehabilitación de Caminos Rurales en 18 colonias y comunidades, con un impacto social que sus “comunicadores” no han sabido traducir porque siguen enfrascados, o en la ineptitud que busca nuevas chambas, o en la nostalgia de los petates del presidente muerto.

Noé Ramírez en ese ámbito de programas sociales, apoyos al campo, seguridad alimentaria, o el programa aprendiendo desde tu casa, desarrollo social y restructuración financiera ha invertido, según datos de transparencia, 86 millones 704 mil pesos, una friolera de recursos en menos de un año, esas cosas que pudo hacer cualquiera con poder, pero no quisieron hacerlo antes.

A su candidatura de reelección se le viene la suma de dolidos de otros partidos, la posible adhesión de institutos políticos que desean alejarse de la polarización y lo buscan, unos en secreto, otros en lo público, porque creen que ha caminado y logrado cosas que sus “publicistas” no han sabido traducir en algo que mueva más consciencias, y como Galileo frente a los fanáticos de los partidos “grandes”, su proyecto de reelección se mueve.

Artículo anterior

Gastó Murat en "Giras y eventos" 110 millones de pesos en 2020 a pesar de la pandemia de covid-19

Artículo siguiente

Amor de Cabaret | El héroe, papá

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *