Capital

La 4T intentó comprar tierras en Oaxaca para Polos de Desarrollo del Interoceánico, sin realizar consulta

“Al principio el gobierno alegó que para ellos no somos un pueblo indígena, a lo mejor para ellos somos alemanes”, denuncian los pobladores zapotecos de Mixtequilla

Roselia Chaca / El Universal

Juchitán.— A Benito, Pablo y José Antonio de confrontadores no los bajan en Santa María Mixtequilla, pero a estos comuneros no les importan los calificativos, están decididos a que el gobierno federal los consulte e informe sobre el proyecto que busca desarrollar en 500 hectáreas de tierras de este municipio zapoteco.

Mixtequilla es de las comunidades elegidas para asentar uno de los 10 Polos de Bienestar que se desarrollarán en Veracruz (5) y Oaxaca (5) dentro del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT).

Los otros cuatro que estarán en territorio estatal se proyectan en El Barrio de La Soledad, Ixtepec, Ixtaltepec y Salina Cruz, donde ya hay avances.

Las empresas que se instalen en estos polos tendrán por parte del gobierno federal incentivos fiscales e infraestructura para garantizarles abasto de energía, agua y conectividad digital.

Lee más: En Oaxaca, pobladores de Mixtequilla exigen información sobre proyecto minero del Interoceánico

Mientras que a la población se le prometen oportunidades de empleo y más programas sociales, según informó en 2018 el director general del CIIT, Rafael Marín Mollinedo.

En el caso de Mixtequilla, la tierra es comunal y precisamente en esas 500 hectáreas se tiene proyectado un complejo posiblemente metalúrgico, textil o agroindustrial.

tierras_oax3.jpg

El punto estratégico elegido está a cinco kilómetros de la población. De esas hectáreas, 300 están en manos de 897 comuneros y 200 pertenecen a 26 pequeños propietarios.

Pablo Pavón Reyes está al tanto del proyecto de manera superficial. Se ha documentado por su cuenta a través del internet, de lo que publica en la prensa y de los anuncios en la mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero aún así no tiene idea de cuáles son los detalles de la compra que pretende realizar el gobierno federal para adquirir las 500 hectáreas, por ejemplo, cuánto pagarán por hectárea.

“Yo sé porque estoy leyendo y enterándome, pero el resto de la gente no sabe de qué va. Las autoridades comunales y municipales son las que se han sentado con los responsables del proyecto, pero no aterrizan la información. No estamos en contra, lo que molesta es que no nos informen, que lo oculten y quieran vender nuestras tierras, nos quieran despojar”, comenta.

Benito Orozco Mendoza señala que a raíz de las inconformidades expresadas dentro de la asamblea se logró que más comuneros se sumaran a la exigencia de información clara antes de vender, por lo que el gobierno federal se comprometió a llevar a cabo una consulta indígena apegada al Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

tierras_oax2.jpg

Pero dicho compromiso casi fue obligado, pues al principio la Federación intentó no consultarlos. El comunero explica que, tomando como pretexto el Covid-19, durante un año no se realizaron asambleas, hasta este fin de semana, que se llevó a cabo una y en ella se pretendía aprobar la venta de las 500 hectáreas sin información previa.

“Afortunadamente muchos no aceptaron y ahora tienen que consultarnos, aunque al principio el gobierno alegó que no se nos consultaría, porque para ellos no somos un pueblo indígena, a lo mejor para el gobierno somos alemanes”, dice en tono jocoso Benito Orozco.

José Antonio Cruz, presidente del Comité de Vigilancia de los Bienes Comunales, resalta que antes de vender las tierras se deben de resolver otros problemas internos dentro de la comunidad, como el pleito que mantienen con Pemex por el suministro de agua a la refinería Antonio Dovalí Jaime a través del sistema de riego.

Por este conflicto, dice, los más afectados son los campesinos cuando se les cierran las compuertas y no puedan regar, mientras que Pemex se beneficia del agua 365 días del año.

A estos comuneros se sumó el Colectivo Mixtequilla Informado, que dirige Sara Rojas, quien a través de las redes sociales busca brindar información a los ciudadanos, además de pedir que la consulta no se limite a los comuneros, sino que sea para los 4 mil 861 habitantes de la población, porque los daños y consecuencias ambientales y sociales los sufrirán todos.

tierras_oax1.jpg

El 31 de marzo pasado EL UNIVERSAL dio a conocer que el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) le informó al titular del Corredor Interoceánico que sólo si las comunidades aprueban los Polos de Desarrollo en las consultas, el gobierno federal podrá avanzar con la compra de tierras, según se le notificó en un oficio fechado desde el 14 de enero; pese a ello, intentaron hacer la compra de las tierras sin realizar la consulta en Mixtequilla

Artículo anterior

Surutato, el pueblo que se salvó del ‘narco’

Artículo siguiente

Denunció presidenta de Sebastopol abuso de autoridad de gobierno de Tuxtepec, politizan conflicto de colonia

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *