CapitalCrónicas y ReportajesRegiones

Davilismo mutante: la continuidad, la refundación o el exterminio

 

Antonio Mundaca/

 

La muerte prematura de Fernando Bautista Dávila, víctima de Covid-19, el 16 de julio de 2020, precipitó la ruptura del davilismo que se dividió en varias tribus que hoy buscan mantenerse en el poder en distintos proyectos políticos. Dispersos como las cabezas de una hidra, aferrados a la sombra de un fantasma, tras su muerte dejó la región con decenas de huérfanos políticos. El davilismo enfrentará sin su líder original, tres años después de haber “vencido al efecto Obrador”, la elección de la continuidad, la refundación o el exterminio de la corriente política dominante en el municipio cuenqueño los últimos cinco años.
En tres diferentes proyectos se han encaramado generales, soldados y chalanes que sirvieron a Fernando Dávila en diferentes trincheras, y hoy pretenden con Jorge Illescas “Chester”, María Luisa Vallejo y Noé Ramírez, seguir en la nómina con nuevo padrino o madrina en un nuevo gobierno; la mayoría de ellos fueron personajes creados con dinero público e inflados a billetazos.

 

El davilismo está mutando

 

Jorge Illescas Delgado “Chester”, abanderado del PRI y el PAN se llevó a tres “generales” davilistas iniciadores del proyecto político y de los más beneficiados durante el gobierno del extinto munícipe:

Marcos Bravo, a quien Chester lleva de suplente y Fernando Dávila le construyó de la nada una carrera política, le dio una candidatura a diputación y un Instituto Municipal de la Vivienda. Miguel Herrera Ruíz, controvertido operador político y ex director de gobernación municipal a quien Chester pretende convertir en síndico procurador en caso de ganar la presidencia.
Luz Oralia Martínez Cumplido, actual síndico hacendaria y esposa de Herrera Ruíz, que pretende seguir en el gobierno entregándole a su esposo de pari passu el título de síndico.
Los otros tres soldados que se unieron a la causa de Chester son: Ibrahin Sánchez Ángeles, exdirector de imagen del ayuntamiento, y acusado en 2017 de operar perfiles falsos de Facebook y encargarse de campañas negras contra adversarios davilistas, con Chester se ha encargado de pagar los convenios de prensa. Alberto Reyes Conti, actual regidor de comercio y que llegó a esa posición tras el pacto entre su papá Silvino Reyes y Bautista Dávila, en el millonario negocio de los vales de despensa al personal sindicalizado. José Roberto Villamil Meneses, con varios cargos públicos menores en el davilismo, es una extensión de Pepe Villamil, en el equipo del aspirante priista, su papá juega a dos bandos, como candidato a la diputación por el Panal, pero siendo de los primeros en formarse al lado de Chester cuando recién se dio la noticia de la muerte de Fernando Dávila.

 

 

Noé Ramírez Chávez accedió al poder tras la muerte de Fernando Dávila al ir como suplente. Antes de eso fue tesorero y fugaz director del Instituto Municipal de la Vivienda. A su llegada hizo una razia de colaboradores con el argumento de que “ no aceptaban su nueva forma de trabajar”. Pero la razia fue en su mayoría en mandos medios o menores y familiares del munícipe difunto incrustados en la nómina. La mayoría de los funcionarios públicos y regidores se quedaron de su lado. Mantuvo “Generales” y ascendió a “soldados” a puestos claves. Su campaña actual es una agencia de colocación donde la mayoría de los actuales funcionarios están buscando junto a él la reelección en distintas posiciones del organigrama de gobierno.
Juan Luis Sánchez Marín, hombre de confianza de Fernando Dávila, y que con él fue regidor de obras primero y ahora síndico procurador. Colocó a su mamá Elisa Marín Orozco, en la posición dos de la planilla de Noé Ramírez para, de ganar la presidencia, convertirla en síndica hacendaria.
Lucia Montes Hernández, jefa de panteones y secretaria municipal con Dávila es candidata a síndica procuradora en la planilla del actual presidente de Tuxtepec.
Gerardo Ruiz Ocampo, que por cinco años fue director de Desarrollo Urbano y actualmente es secretario técnico del ayuntamiento, va como suplente de Noé Ramírez.
Josué Reyna Zavaleta, el primer director de administración del gobierno davilista , coordinador de asesores y secretario particular de Fernando Dávila, se quedó con Ramírez Chávez como jefe de la oficina de la presidencia municipal.
Gaudencio López Solís, davilista fundador de la “Comisión de Enlace”, dejó el PRI con el presidente fallecido en 2016, y en el gobierno ha sido director y regidor de Gobernación, opera para Noé Ramírez desde su posición de concejal.
Pablo Estrada Tenorio, exsecretario técnico del gobierno municipal y asesor de presidencia, se mantiene con Noé Ramírez como operador de su campaña política y asesor de medios de comunicación.
Dionisio Rendón Barradas, iniciador del davilismo desde la “Comisión de Enlace” en 2014 en el PRI, exdirector de servicios básicos, exdirector de comercio y jefe de embellecimiento de bulevares, va como candidato suplente a una regiduría en la planilla de Movimiento Ciudadano.
Andrés Hervis Mayoral, davilista desde la etapa del exmunícipe en el PRI, desde hace cuatro años fue director de eventos especiales, Noé Ramírez lo nombró Director de gobernación.
Guadalupe Santos Sierra, exregidora de servicios públicos y exjefa de la unidad de Profeco, con Noé Ramírez ha sido coordinadora de MC en Tuxtepec y candidata a la diputación local en el distrito 02 por ese mismo partido.
Víctor Ferrer Cruz, por cuatro años fue jefe de ingresos del ayuntamiento, Noé Ramírez lo nombró tesorero en agosto de 2020.
Concepción San Juan Cortés, primera directora del Instituto Municipal de la Mujer y actual regidora de hacienda. Opera desde su posición como concejal con activismo político a favor de Noé Ramírez, caso parecido al de Guillermo Guardado Campa, actual director de educación y regidor del mismo rubro, funge como enlace con el magisterio.
Marie Claire Chávez Martínez, estuvo ligada al davilismo durante cuatro años como regidora de Comercio, integrante de los Comités Municipales de los partidos del Trabajo (PT) y Nueva Alianza (Panal) en 2017 y 2018, respectivamente, según se lo indicara el presidente fallecido. Su abuela, la actual diputada federal Graciela Zavaleta Sánchez, es candidata a concejal con Irineo Molina en Morena, pero ella se mantiene con Noé Ramírez en la Casa de la Cultura.

 

 

María Luisa Vallejo García viuda de Fernando Dávila, se quedó con la candidatura tras el rompimiento con el ayuntamiento y “limpia” de Noé Ramírez de familiares davilistas en la nómina, tras perder la franquicia de MC que había “comprado” el munícipe fallecido, y haber fracasado las negociaciones con el PRI de Jorge Illescas Delgado que querían que ella fuera candidata a la diputación local.
Eugenia “Gyna” Bautista Dávila, la hermana del exmunícipe que operó por varios años los programas sociales y armó una estructura electoral con los recursos públicos del gobierno tuxtepecano, ocupa la posición de suplente de la candidata.
Octavio Santana Flores, exregidor de gobernación y presidente por dos años y medio de Fhucup va en la planilla de Nueva Alianza como candidato a síndico procurador.
Blamca y Benjamín Tomás Meza, se distribuyeron las posiciones. Ambos hijos del difunto líder de ambulantes, Benjamín Tomás Miguel con quién Fernando Dávila hizo negocios millonarios con el cambio de uso de suelo en colonias irregulares. Ella va de suplente de Pepe Villamil en la candidatura a la diputación local del distrito 02 y él es candidato a regidor en la planilla de María Luisa Vallejo.
Vicente Morales Sánchez, cercano regidor de obras al difunto, es nuevamente candidato a regidor en la planilla de Nueva Alianza Oaxaca.
Iván Alí Elías Domínguez, por cuatro años y medio fue director de desarrollo rural del gobierno de Tuxtepec, en mayo de 2021 fue nombrado presidente de Fhucup, la fundación cuasi familiar que creó el munícipe fallecido.
Raquel Medina Aguirre, parte integral del davilismo en el gobierno al lado de su expareja el actual sindico procurador Juan Luis Sánchez Marín, a principios de 2021 fue nombrada dirigente municipal del Panal.

José Humberto Villamil Azamar, director de comunicación social del ayuntamiento en el bienio 2017-2018, Fernando Dávila le cumplió la promesa de campaña “te voy a dar lo que no te dieron en otro partido”, y lo hizo regidor de Servicios Básicos. Fue bajado de última hora de la contienda municipal, de premio de consolación, le dieron la candidatura a la diputación local por el distrito 02 por el Panal.

Artículo anterior

Elecciones 2021, las más violentas desde la Revolución Mexicana

Artículo siguiente

Para evitar violencia y disturbios, se suspenderá venta de bebidas alcohólicas los días 5 y 6 de junio

elmuromx

elmuromx

- Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *