CapitalIstmoRegiones

Impera impunidad a un año de reposición de indagatoria en feminicidio de María del Sol

 

  • Este martes se cumplió un año del sobreseimiento del caso que dio plena impunidad a los feminicidas de María del Sol Cruz Jarquín, fotoperiodista asesinada en un ataque armado el 2 de junio de 2018 en Juchitán de Zaragoza.

 

Karen Rojas Kauffmann /

 

Oaxaca de Juárez.- Tras un año de la reposición de indagatoria del feminicidio de la fotoperiodista María Del Sol Cruz Jarquín, y largas trabas en el proceso judicial en el Estado, integrantes de la asociación civil Consorcio Oaxaca y la familia de Sol, denunciaron que a pocos días de que concluya la administración de Alejandro Murat, la simulación persiste.

En un comunicado de prensa recordaron que, aunque María del Sol es una de las 715 víctimas de la violencia feminicida que se han registrado en el Estado durante la administración que está por terminar, el gobernador premiará a Rubén Vasconcelos Méndez, exfiscal general de Oaxaca, con un Fiat Notarial, “como un pago a sus infinitos favores”.

El 22 de noviembre de 2022 la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), desistió de las acusaciones en contra del último inculpado, debido a las omisiones, negligencias y actos de corrupción que quedaron plasmados en una carpeta de investigación, entre los destacaron la falta de cuidado y preservación de pruebas, y la fabricación de testigos.

“Hace exactamente un año, tras dilaciones en el proceso judicial, la no aplicación del protocolo correspondiente y una investigación sin perspectiva de género, así como la sospechosa actuación de un juez; la única persona detenida, en calidad de copartícipe, fue llevado ante un tribunal de enjuiciamiento”, indicaron.

María del Sol Cruz Jarquín fue asesinada junto con la candidata Pamela Terán, en la ciudad de Juchitán de Zaragoza, “en una franca violación a la ley electoral” porque fue enviada a cubrir una campaña política cuando era responsable de la jefatura de departamento de Comunicación Indígena Intercultural de la entonces Secretaría de Asuntos Indígenas del gobierno de Oaxaca.

Ante la falta de resultados en las investigaciones y con el objetivo de buscar la justicia que le fue negada en México, la periodista Soledad Jarquín Édgar, madre de María del Sol, denunció al Estado Mexicano ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) de las Naciones Unidas, para exhibir a las autoridades responsables de aplicar la justicia en Oaxaca y denunciar la impunidad que impera en el caso de su hija.

La fotoperiodista María del Sol fue asesinada en 2018 cuando cubría contra su voluntad, la campaña electoral de Hageo Montero López, candidato a la presidencia municipal y hermano del jefe de María del Sol, Francisco Javier Montero López, entonces titular del Departamento de Comunicación Indígena Intercultural de la Secretaría de Asuntos Indígenas (SAI), hoy Secretaría de Pueblos Indígenas y Afromexicanos (SEPIA), cuando aquella noche ella y Pamela fueron sorprendidas por un comando armado. En el ataque, Adelfo Jiménez Guerra, el chofer de Pamela -que las esperaba en una camioneta gris- también fue asesinado.

Artículo anterior

Qatar, el multimillonario negocio del futbol vs los derechos humanos

Artículo siguiente

Presentan propuesta del Plan Municipal de Salud en Tuxtepec

elmuromx

elmuromx

- Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.