Uncategorized

Anuncian nuevo frente de organizaciones oaxaqueñas; alertan sobre instalación del Corredor Interocéanico

 

  • Más de 30 autoridades y bienes comunales, integrantes de colonias agrícolas y ganaderas, autoridades municipales y pueblos originarios en defensa y cuidado de sus tierras anunciaron el movimiento contra el proyecto emblemático de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador en el Istmo.
  • Entre los municipios que formaron el bloque están San Juan Guichicovi, Matías Romero, San Juan Mazatlán, Santo Domingo Petapa, Santa María Chimalapa y San Miguel Chimalapa.

 

Karen Rojas Kauffmann /

 

Oaxaca de Juárez.- Representantes de al menos seis municipios de la zona oriente y norte del Istmo de Tehuantepec se reunieron el pasado 8 de diciembre para oficializar la Unión de Ejidos, Comunidades Agrarias y Colonias Agrícolas contra el Corredor Interoceánico, en defensa de sus territorios y recursos naturales.

Más de 30 autoridades y bienes comunales, integrantes de colonias agrícolas y ganaderas, autoridades municipales y pueblos originarios en defensa y cuidado de sus tierras anunciaron el movimiento contra el proyecto emblemático de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, y con el que pretende erigir un puente más “económico” y veloz que el canal de Panamá, en la zona más angosta de México, entre el océano pacífico y el Atlántico.

Entre los municipios que formaron el bloque están San Juan Guichicovi, Matías Romero, San Juan Mazatlán, Santo Domingo Petapa, Santa María Chimalapa y San Miguel Chimalapa.

 

Más de 30 autoridades y bienes comunales anunciaron el nuevo movimiento contra la instalación del Corredor Interocéanico en el Istmo.

 

Durante la presentación de la Unión de Ejidos, representantes de las comunidades aseguraron que con la construcción del megaproyecto “se ha emprendido un ataque de la oligarquía nacional en contubernio con el gobierno federal para arrebatarnos nuestras tierras, nuestras culturas, usos y costumbres, con falsas promesas de desarrollo y progreso a través de proyectos que anteponen los intereses capitalistas y del extranjero por encima de nuestros derechos como pueblos originarios”.

El proyecto insignia del gobierno federal, junto con el aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, la Refinería Dos Bocas y el Tren Maya, ha alterado las dinámicas sociales, económicas y culturales de las comunidades. En el Istmo de Tehuantepec, los pueblos indígenas que habitan la región han denunciado diversas afectaciones como el incremento de los precios o el encarecimiento de servicios y viviendas, el alza de la prostitución y la entrada de cadenas de supermercados, comida rápida y restaurantes para cubrir las necesidades de los trabajadores foráneos de las empresas en detrimento del mercado local.

Yenise Aurora Martínez Espinosa, representante de la Unión de Ejidos, aseguró que no están en contra del proyecto de nación pero sí exigen que todos los núcleos agrarios, bienes comunales, colonias agrícolas y pueblos originarios sean beneficiados de los programas de infraestructura, porque hasta ahora, ni siquiera los servicios básicos se han mejorado en las comunidades donde se han instalado los proyectos extractivos.

“El día de hoy nos consolidamos como una asociación sin fines de lucro, sin fines políticos. Con la visión de lograr el beneficio para nuestros pueblos. Hoy alzamos la voz para hacerle saber que nuestros pueblos aún existen en viviendas dañadas por los sismos, aún existen carreteras y caminos que no han sido tomados en cuenta, y resistimos sin clínicas ni médicos ni medicinas”, aseguró.

 

En el Istmo de Tehuantepec, los pueblos indígenas que habitan la región han denunciado diversas afectaciones.

 

Juvencio Chiu Cabrera, presidente la mesa directiva, reiteró que con la instalación del corredor “no se ha respetado, observado ni dado cumplimiento a los procedimientos de protección a los derechos de los pueblos indígenas”, y aseguró que en diversos momentos se han violado el derecho a la consulta y al consentimiento libre, previo e informado. Tampoco se ha respetado la libre determinación ni la autonomía de los pueblos del Istmo”, insistió.

“Por esa cerrazón, los que somos dueños de las tierras nos hemos unido en solo bloque para defendernos de los atropellos y despojos, en primer lugar nunca se nos consultó y se nos informó a los verdaderos dueños de las tierras, es decir, no hubo consulta ni previa ni informada, ahora nos enteramos que fueron realizadas con su afines llámese presidentes municipales o diputados, para cumplir y aparentar estar apegados a derecho y con el pueblo, consultas realizadas fuera del rango de acción del ferrocarril, consultas e información bajo el agua en lo oscurito como acostumbran los malos políticos”, dijo.

De acuerdo con informes del gobierno federal, el Corredor Interoceánico contempla la rehabilitación de 309 kilómetros de vía ferroviaria con una inversión de tres mil 900 millones de pesos, lo que permitirá la reducción de los tiempos de traslado de 7.5 horas a 4 horas.

También se modernizarán los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, y se rehabilitarán los aeropuertos de Ixtepec y Minatitlán, con terminales de carga, con una inversión de superior a los dos mil millones de pesos.

Los  integrantes de colonias agrícolas y ganaderas, autoridades municipales y pueblos originarios adelantaron que en el encuentro se aprobará un plan de acción que incluirá diferentes movilizaciones en defensa de la tierra y los recursos naturales.

 

Artículo anterior

Presenta Irineo Molina Primer Informe de Gobierno en Tuxtepec

Artículo siguiente

Inicia operativo de seguridad ciudadana en Tuxtepec

elmuromx

elmuromx

- Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *