Skip to main content

 

  • Entrevista con Ammal Awadallah, directora ejecutiva de la Asociación Palestina de Protección y Planificación Familiar

 

Texto: Bilha Calderón / Lado B

 

20 de octubre 2023.- Cada día, alrededor de 100 madres dan a luz en la Franja de Gaza. En este momento hay al menos 37 mil mujeres embarazadas que, durante los siguientes días de guerra, enfrentarán la angustiosa situación de tener que parir a sus hijos en medio de bombardeos y destrucción, bajo el riesgo de enfrentar complicaciones potencialmente letales debido a la falta de acceso a servicios de parto y atención obstétrica de emergencia, además de los peligros inminentes de los bombardeos.

Han pasado dos semanas desde el comienzo de la guerra Israel-Palestina, tras la serie de ataques sorpresa lanzados por el grupo armado palestino Hamas a Israel, el 7 de Octubre, que dejó como saldo muerte de más de 1400 israelíes y la toma de al menos 200 rehenes. La respuesta de Israel a esos ataques ha sido una represalia de múltiples ofensivas en Gaza, causando la muerte de al menos 4 mil 79 palestinos, de los cuales mil 413 son niños y 806 mujeres, de acuerdo al reporte de Euro- Med monitor con corte al 19 de Octubre.

La incursión israelí contra la Franja de Gaza, que el gobierno de Benjamin Netanyahu anunció como “Operación Espadas de Hierro”, no sólo abarca bombardeos que buscan hacer el mayor daño posible, sino también han impuesto un bloqueo total al territorio palestino.

Además, se contempla una posible incursión terrestre del ejército Israelí al territorio Palestino en los próximos días. Por su parte, los lanzamientos de misiles de Hamás contra Israel persisten y continúan causando daños y preocupación a las comunidades del sur del país.

Este episodio sangriento es una escalada sin precedentes en la historia del conflicto entre Israel y Palestina, donde el país hebreo ha sufrido la peor masacre desde la formación de su Estado. Mientras Gaza esta siendo objeto, en tan sólo unos días, de la peor matanza y destrucción en su historia contemporánea, tanto así que algunos expertos están comenzando a alertar sobre un posible genocidio.

En este escenario, las madres palestinas y sus bebés, quienes, debido al cerco israelí, han sido negadas sistemáticamente atención y derechos en materia de salud sexual y reproductiva. Ahora, estas mujeres se encuentran en una situación crítica al ser directamente afectadas por el reciente bloqueo total sin precedentes al que ha sido sometida la Franja de Gaza, el cual, obstaculiza la entrada de alimentos, agua, combustible y suministros médicos a Gaza.

Adicionalmente, el 11 de octubre, la única central eléctrica de Gaza se quedó sin combustible y tres de las cinco plantas de tratamiento de agua están fuera de servicio,  debido a los bombardeos israelíes y la falta de combustible.

Para ahondar en la situación que viven las mujeres palestinas prontas al parto, Lado B ha tenido la oportunidad de entrevistar a distancia a Ammal Awadallah, directora ejecutiva de la Asociación Palestina de Protección y Planificación Familiar (PFPPA), la cual tiene una de sus sedes en Gaza.

La PFPPA es una ONG que es parte de la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF), una organización mundial que ofrece servicios y aboga por la promoción de la salud y los derechos sexuales y reproductivos de todas las personas.

Ammal Awadallah ha entregado su carrera a la PFPPA, defendiendo los derechos de las mujeres palestinas desde esta trinchera. Su liderazgo en la comunidad ha sido notable durante su trayectoria, en situaciones de emergencia, pero también a largo plazo, promoviendo el cambio y fortaleciendo el empoderamiento de las mujeres en la región.

Su testimonio sobre el daño a las instituciones sanitarias palestinas, y a su vez el enorme deterioro del trabajo que por años se ha construido con la comunidad para mejorar las condiciones de las mujeres y sus derechos, nos muestra lo grave de la situación que hay en este momento y a futuro.

En sus palabras queda un llamado urgente para que se permita ya la entrada de ayuda humanitaria a la Franja de Gaza

REPORTERA: El sitio de IPPF informa que hay cerca de 37 mil mujeres embarazadas en este momento en Gaza. ¿Puede decirnos algunas de las condiciones en las que estas mujeres enfrentan ahora sus embarazos?

Ammal Awadallah: Con la situación actual en Gaza y teniendo a más de un millón de personas desplazadas de sus hogares, las embarazadas carecen de refugio seguro, agua potable, alimentos, electricidad, combustible, suministros médicos esenciales, suficientes instalaciones de salud y hospitales, pues estos últimos están atendiendo a un número de pacientes muy superior a sus capacidades.

Se estima que actualmente hay más de 5 mil 500 mujeres embarazadas que, se prevé, darán a luz en el transcurso de un mes. Estas mujeres seguramente deben temer su destino cuando llegue el momento del parto, deben temer dónde estarán, si podrán llegar a un centro de salud. ¿Qué pasará si enfrentan algún tipo de complicación antes o después del parto?

Nuestro trabajador de salud en Gaza, Wafa [Abu Hasheish], ha reportado que hay mujeres que han dado a luz en el camino, tratando de encontrar un lugar seguro donde quedarse, a veces en automóviles o en refugios. Si tienen la suerte de llegar a un centro de salud u hospital, solo son admitidas cuando están completamente dilatadas. Y deben salir del hospital durante las 3 horas posteriores al parto, debido al hacinamiento que hay en las instalaciones hospitalarias, la falta de espacio y recursos.

Además, durante la guerra las mujeres embarazadas se enfrentan a la depresión, viven con ansiedad, no pueden dormir. Muchas de ellas, incluso, sufren abortos espontáneos y casos de parto prematuro que, podemos suponer, son consecuencia del trauma, el shock y las malas condiciones que enfrentan.

REPORTERA: ¿Su organización IPPF es capaz de funcionar y mantener contacto con las mujeres participantes? ¿Están sus actividades suspendidas por ahora o puede funcionar en plano de emergencia? ¿Cuáles son esas actividades ahora?

Ammal Awadallah: La Asociación Palestina de Planificación y Protección Familiar (PFPPA), que es una asociación miembro de la IPPF, tiene un centro en la Franja de Gaza, el cual fue destruido [el 8 de Octubre 2023] debido a un bombardeo a un edificio adyacente. Tenemos un pequeño equipo en Gaza, y para ellos, como para la mayoría de quienes están en Gaza, la prioridad ahora es encontrar un refugio seguro y hacer todo lo que esté a su alcance para mantenerse a sí mismos y a sus familias seguros y saludables. Sin embargo, tanto nuestro trabajador social como nuestro trabajador de salud, independientemente de las circunstancias que enfrentan, han podido brindar apoyo y asistencia a quienes los rodean, ya sea a través de telecomunicaciones o con quienes se hospedan.

REPORTERA: ¿Cómo afrontan las mujeres embarazadas el desplazamiento y la escasez de alimentos? ¿De quién dependen para recibir apoyo cuando sus familiares pueden estar muertos o desaparecidos?

Ammal Awadallah: Como se mencionó anteriormente, las mujeres embarazadas viven en constante miedo, depresión y ansiedad; sin embargo, afortunadamente los palestinos son una comunidad muy unida y muchos de ellos se apoyan entre sí.

REPORTERA: ¿Siguen las mujeres intentando llegar a los hospitales para dar a luz? ¿Son capaces de hacerlo? ¿Los hospitales todavía son capaces de hacer frente e implementar protocolos en la sala de maternidad?

Ammal Awadallah: Desconozco la situación de todas las mujeres embarazadas que dan a luz en Gaza. Sin embargo, parece que las mujeres están tratando de llegar a los hospitales, pero no todas pueden hacerlo debido a los desafíos que enfrentan.

REPORTERA: ¿En qué condiciones dan a luz las mujeres durante esta guerra? ¿Qué tipo de síntomas y complicaciones experimentan las mujeres?

Ammal Awadallah: No ha habido ningún informe formal sobre este asunto. Sin embargo, con el corte de electricidad, combustible y agua durante más de una semana y el número de instalaciones y personal de salud disponibles disminuyendo día a día, además de que están superpoblados y también los hospitales Siendo actualmente un lugar de refugio para miles de personas, las “condiciones” para las mujeres que dan a luz sólo pueden ser espantosas.

REPORTERA: ¿Cuál cree que será el daño de esta guerra a la salud sexual y reproductiva de las mujeres en Gaza?

Ammal Awadallah: Al enfrentar situaciones tan duras y devastadoras, los daños previstos a la salud sexual y reproductiva de las mujeres serán graves. Se pronostica que haya un mayor nivel de mortalidad materna, embarazos no planeados, infecciones de transmisión sexual e infecciones del tracto urinario, desnutrición, anemia, etc.

A modo de conclusión Ammal Awadallah añadió:

Con respecto a la situación en Gaza, siempre debemos recordar que la zona ha estado bajo bloqueo total del mundo exterior durante más de 15 años. Este bloqueo ha resultado en una falta de recursos suficientes, particularmente en lo que respecta al sector médico, incluso antes de la última escalada de ataques contra la Franja de Gaza hace dos semanas. Por ello, no sorprende que se haya reducido la capacidad de la respuesta médica para lidiar con el impacto de los ataques a la gente, pues es más desafiante. Esto se hizo aún más devastador cuando se cortó por completo el combustible, los alimentos, el agua y la electricidad. La situación se ha vuelto inhumana e intolerable para quienes viven en la zona. La asistencia humanitaria que llega a la población de Gaza es una necesidad y no una solicitud.

 

Una publicación de https://www.ladobe.com.mx/2023/10/gaza-traer-vida-al-mundo-en-medio-de-la-guerra/

Deja una Respuesta