AMOR DE CABARET

La liebre

Antonio “Gordo” Sacre Rangel está acostumbrado a que varios reporteros o periodistas le digan “presidentazo” y le limpien las corruptelas de su “renacimiento violento”, o al menos la herencia última que deja como presidente municipal después del momento cumbre de su nepotismo, cuando inmortalizó a su padre “Tonche” Sacre en esos cuadritos del Salón de Presidentes del Ayuntamiento. Lo noticioso o digno de análisis a partir de esa costumbre son sus revelaciones, casi siempre claridosas, torpes y gangas para la nota febril.  Ayer se puso a aclarar “cosas que no son ciertas en los medios de comunicación” y se aventó una revelación contra escriptus que usted difícilmente verá analizar en programa de televisión o en medio consagrado alguno.

Y dijo textual: “La gente que dice cosas (entiéndase periodistas) son gente que tiene malestar porque no le cayó la liebre (entiéndase chayo a cambio de silencio para no comentar sus pendejadas públicas) y porque no hay, le molesta”. Es decir que con quienes hablan bien de él sí cayó el chayo, o para puntualizar mejor, cayó el dinero público, ¿no?

Lo lamentable de su revelación es que dicha declaración la hizo delante de esos mismos medios a los que sin inmutarse sus patrones, hicieron caso omiso. “Entre gitanos no se leen las manos”, seguramente dirán muchos con un cinismo lamentable para las nuevas generaciones de periodistas a quienes el “Gordo” Sacre le enseña los usos y costumbres de la “prensa vendida”. Los que hablan bien de Sacre o los que no dicen sus pendejadas literales fueron tratados por el mismo presidente municipal como serviles. Cómplices al fin y al cabo del saqueo. Mientras que los que lo critican es porque no recibieron nada. Y aunque no le interese al munícipe y menos a quienes han hecho de la extorsión y el mal periodismo su modo de vivir, desde aquí le decimos a la liebre huatulqueña que también hay periodistas que no son “lameculos”.

Artículo anterior

El alacrán

Artículo siguiente

Promueve Secretaría de Economía Estatal exportación de destilados de agave

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *