AMOR DE CABARET

El ausente

El Regidor del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) fue el gran ausente de ese baile de política ficción que fue la sesión de cabildo el 16 de mayo de 2017.  Germán Archila en la conferencia de prensa que dieron los regidores para defenderse de las acusaciones, fue el único que aceptó de alguna manera haber pedido obras, “fue para las comunidades que votaron por Morena porque tú los tienes engañados”, reviró en aquella ocasión.

Su silla vacía tuvo atenuantes que a diez días, todavía no se sabe para dónde irán. De alguna manera le persigue al regidor de Morena el fantasma que cayó sobre el partido de López Obrador cuando se descubrió a la diputada veracruzana, Eva Cadena, recibiendo dinero de empresarios misteriosos, usando su cargo como legisladora, y que la obligó a renunciar como candidata al gobierno municipal de las Choapas.

Es poco probable que German Archila siga una suerte similar al no haber pruebas sobre los señalamientos del munícipe tuxtepecano. El show que viene o que al menos militantes y liderazgos de Morena esperan, es que el Regidor de Desarrollo Rural presente una denuncia civil por daño moral, o cargue con la cruz de la corrupción o de lo contrario se le cebe la posibilidad de volver a competir como regidor en el próximo proceso electoral y sea turnado su caso a la comisión de honor y justicia de su partido.

El que calla otorga, parece fue la amenaza que le hicieron al interior de Morena.

 

 

 

 

 

Artículo anterior

La dama

Artículo siguiente

El apuntador

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *