AMOR DE CABARET

El orgánico

De esas 5 regidurías que le tocarían al PT para sus miembros orgánicos ya sea en la planilla de Karina Barón o de Ángela Hernández, no sería extraño ver por segunda ocasión a Juan Bautista de regidor y por enésima vez, viviendo del erario.

ANTONIO MUNDACA

Juan Bautista Olivera siempre gana perdiendo, es su habilidad y su talento a la fidelidad al Partido del Trabajo (PT) donde por décadas se ha sabido acomodar a las circunstancias para vivir del erario o como dicen que él dice “ yo vivo de esto”, es decir de la praxis política pura.  Hoy coordinador de diputados del PT ( donde solo hay dos) y después de la extravagante declaración en febrero del año pasado dijo “en las dos veces anteriores que fui diputado local sólo fue a cobrar” y de ahí en adelante se dedicó con los recursos públicos a viajar y a asuntos personales.

Ante el fin de la legislatura y en pleno proceso electoral la suerte y habilidad de Juan Bautista han despertado. Fue por conveniencia impulsor del davilismo, fue mensajero para incrustar a Dávila en las raíces del PT, como siempre ha sabido hacerlo y hoy que Dávila se fue a otro partido, con todo y sus lamentos personales como político orgánico, busca incrustarse en las batallas que vengan para seguir en la comodidad que brinda el charrismo de la polaca mexicana, ahora intenta ser colocado en la futura planilla de Morena-PT como Síndico primero o segundo.

A pesar de haber perdido el control del PT en el estado y del cual ha vivido por años rentándole las oficinas en Tuxtepec, todavía tiene una pelea intensa por convertirse en regidor por aquello de las cuotas al petismo. De esas 5 regidurías que le tocarían al PT para sus miembros orgánicos ya sea en la planilla de Karina Barón o de Ángela Hernández, no sería extraño ver por segunda ocasión a Juan Bautista de regidor y por enésima vez, viviendo del erario.

 

 

PARA DOCUMENTAR EL OPTIMISMO

El sincerote

Artículo anterior

La reciclada

Artículo siguiente

El tanteador

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *