CuencaMecánica de la Censura

Impone Beto Ramírez una paz forzada en comunidades indígenas de Soyaltepec

 “ Hay que evitar alboroto”  dijo el diputado local Beto Ramírez que controla el municipio soyaltepecano. Con una asamblea a modos habitantes de Benito Juárez II ,Loma Bonita, Rincón Bonito, Loma Coyol, Rancho Valdez y Rancho Amarillo,  vieron como fue impuesto de agente  Luis Manuel Antonio Guadalupe

 

CAROLINA MEJÍA

Soyaltepec, Oaxaca.- Es domingo 18 de junio. Entre la calurosa mañana, Beto Ramírez, llega al salón ejidal de Benito Juárez II, que se ubica frente a la iglesia. Toma asiento en la mesa improvisada como presídium frente a alrededor de 300 personas de las localidades de Loma Bonita, Rincón Bonito, Loma Coyol, Rancho Valdez y Rancho Amarillo, e inicia la asamblea popular.

Heriberto Ramírez Martínez, Diputado Local por el distrito 01 XLII Legislatura del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se dirige a la agencia Benito Juárez Segundo, perteneciente al municipio de San Miguel Soyaltepec. Viaja en camioneta y lancha como siempre lo hace cuando algún motivo lo mueve y acude a alguna comunidad que encierra la presa Temascal.

El interés de los pobladores reunidos ese día -en su mayoría mujeres y hombres mayores-, era el de liberar la agencia municipal que durante 7 años estuvo amenazada con ser tomada por el grupo 23 de Octubre, según lo manifestado por el diputado priista, y donde tomaría posesión el nuevo agente, Luis Manuel Antonio Guadalupe, asunto que se había acordado en previa sesión de cabildo.

Un hombre joven de aspecto enojado y con aliento alcohólico, pide la palabra a mitad de la asamblea. Quiere subir al presídium, no se lo permiten, le explican algo y los de seguridad le tapan el paso. Se retira. En otra ocasión, un señor de mayor edad, ubicado en medio de la gente, alza la mano para pedir la palabra. Tampoco se lo permiten. El señor del micrófono que dirige la asamblea argumenta, y luego el diputado lo reitera: que hay que evitar causar alborotos, que todo transcurra en paz. 

Después de los discursos en mazateco que emitieron cada uno de los involucrados, y agentes de tres comunidades presentes, Beto Ramírez, da su discurso priista: “Están aquí reunidos a quienes les interesa que este conflicto se solucione… tiene que ser la misma gente que participe. El problema se va resolver hoy”, sentenció. “La asamblea se instaló legalmente, el líder de la competencia tiene que saber que estamos la mayoría… no vinieron ni dieron la cara, es traición a su gente”.

“No se puede gobernar a capricho y necedad de nadie. No se puede estar por encima de la ley. Con todo y que se han perdido los valores. Hay gente que confunde la libertad de expresión, la democracia con el libertinaje, no se puede seguir de esa manera”. Los aplausos sonaron.

Finalmente, como en campaña triunfal, camina lento entre la muchedumbre, saluda a una señora, saluda a todo el que se le acerque, caminan las personas con él hasta la agencia de policía. Ahí los policías destraban la puerta con serrucho y machete. Abren y entran al edificio, Beto Ramírez, su comitiva y un grupo de gentes, entre múrcielas que sobrevuelan sus cabezas, ante el olor rancio y la humedad del edificio abandonado.

Desde el segundo piso de la agencia de policía, Don Beto, el presidente de San Miguel Soyaltepec Julián Margarito Pedro, y el nuevo agente, cada uno otro breve discurso, los pobladores mazatecos que los miran desde la calle y el patio del edificio. Al terminar aplauden.

Bajan todos y salen del lugar. En la entrada, de nuevo el joven de aspecto molesto intercepta a Beto Ramírez, lo saluda y el diputado le da una palmada en la espalda, le dice cálmate y se va. El joven vocifera enojado “¿no me vas a dar?”, “vas a ver”. Los guardaespaldas detienen al hombre. El diputado presuroso sube a la camioneta con su gente de confianza, la camioneta se retira velozmente, dejando solo polvo.

Ante el bochornoso calor del mediodía, se quedó la gente, a quienes se les repartieron tamales, para luego retirarse a sus casas en los dos autobuses que los regresaría a sus localidades. Saben que la agencia municipal está “liberada”, que el señor diputado los visitó, que les prometió orden y liderazgo.

Se prevén descontentos, estos aparecerán en la medida en que las negociaciones se den -donde aparentemente una parte del pueblo aparenta que participa-. Los meses y un proceso electoral en puerta, lo dirán.

 

Artículo anterior

En Tuxtepec comienzan los festejos de Las Fiestas de San Juan

Artículo siguiente

Capacitan en gestión de riesgos a las agencias de la capital

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *