AMOR DE CABARET

El chapulín

*Y es que ahora, a diferencia de hace un año, cuando la lucha interna descarrilaba odios entre evielistas y muratistas, parece se trata de una concertación donde Alejandro Murat necesita de Eviel Pérez, los dotes de lobo viejo, la inyección de dinero a una campaña que en teoría, está perdida y donde el Gobernador tiene que ganar para garantizar su gobernabilidad en los próximos años, y Eviel Pérez tiene que ganar para garantizar la sombra del proyecto y la impunidad.

ANTONIO MUNDACA

Eviel Pérez Magaña alista nuevamente su participación en una campaña política. El ex Senador cuenqueño se consolidaría el próximo año como el saltimbanqui mayor, con el objetivo de garantizar su supervivencia política al final del sexenio federal y en el inicio del nuevo muratismo que lo respeta como socio de partido y por lazos de conveniencia, pero no lo traga.

Sus giras en los municipios de la Cuenca del Papaloapan proyectadas como Subsecretario de Desarrollo Social (Sedesol), tienen en la mira el distrito federal electoral número 1 con cabecera en Tuxtepec y que está integrado por 11 municipios.

A un año de terminar el gobierno de Enrique Peña Nieto, su espíritu chapulín parece lo llevará a buscar nuevamente ser Diputado Federal vía elecciones. El mismo distrito que ganó en el 2003 para abandonarlo un año después, e incrustarse en el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz como Director General del Instituto de la Vivienda de Oaxaca (IVO) en 2004, y que también ganó en el 2009 para abandonar la curul antes del año y ser abanderado del PRI al gobierno de Oaxaca en 2010.

Y es que la cúpula del PRI no tiene a nadie que parezca, pueda competir con lo que se avizora como el efecto obradorista. Eviel Pérez que podría ser elegido como Diputado Plurinominal por la trayectoria en su partido y sus credenciales de senador y ex candidato al gobierno oaxaqueño, pero haría el trueque con tal de que le respeten el feudo regional que tiene en su poder desde hace 17 años.

Y es que ahora, a diferencia de hace un año, cuando la lucha interna descarrilaba odios entre evielistas y muratistas, parece se trata de una concertación donde Alejandro Murat necesita de Eviel Pérez, los dotes de lobo viejo, la inyección de dinero a una campaña que en teoría, está perdida y donde el Gobernador tiene que ganar para garantizar su gobernabilidad en los próximos años, y Eviel Pérez tiene que ganar para garantizar la sombra del proyecto y la impunidad.

Si Eviel Pérez Magaña es candidato a la diputación federal y gana, podría arrastrar en la victoria al candidato a la diputación local y darle los votos quizá suficientes para que el candidato priista a la presidencia municipal pudiera obtener el triunfo. Si Eviel Pérez pierde, estaría cerrando con una derrota su carrera política en un territorio que los muratista sueñan tener como la joya de la corona, incluso en manos de la oposición, con quienes siempre han sabido negociar.

Artículo anterior

El reaparecido

Artículo siguiente

Denuncian ante PGR al presidente municipal de Ojitlán por atentar contra la libertad de expresión

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *