Cuenca

Guardias de gabinete de Murat impiden protestas de indígenas de Ojitlán en evento de Sedesol

CAROLINA MEJÍA

Tuxtepec, Oaxaca.-En medio del espectáculo oficial y calor sofocante propio del mediodía, en el salón Lienzo Charro en la Colonia Nueva Era de Tuxtepec, Oaxaca, habitantes del municipio de San Lucas Ojitlán, con cartulinas en mano intentaron protestar durante el evento del Gobernador del Estado Alejandro Murat Hinojosa “Acciones para la inclusión social en Oaxaca”. Acción emprendida por este grupo de ojitecos con la intención de tener un diálogo con el Gobernador, y darle solución al conflicto social que priva en el municipio entre sus pobladores y regidores contra el presidente municipal Porfirio Ortiz Córdova acusado de malversación de recursos públicos.

Los manifestantes fueron retenidos de su protesta por miembros del gabinete quienes les indicaron que, en diez minutos, terminado el evento, el gobernador atendería su queja y tendría una mesa de dialogo con ellos. Asunto que finalmente no se dio.

El conflicto de Ojitlán lleva casi tres meses, y en los últimos días se acrecentó con la unión de organizaciones sociales como Corechima que se han adherido a los cuatro regidores que denuncia al edil por desvío de recursos y abuso de poder. El saldo. Dos camionetas de la policía estatal quemadas, bloqueos intermitentes en la carretera, y un disturbio social que se enciende conforme se dan las mesas de diálogos de negociación. Ahora quedan cuatro regidores opositores, contra seis que ya están alineados al edil.

Durante el evento de este viernes, el Gobernador es cuestionado por reporteros sobre el conflicto de Ojitlán, a lo que el Gobernador se limitó a responder que “la Secretaria de Gobierno está trabajando y generando las condiciones próximamente para reestablecerlos”, a palabras reservadas, y en medio de empujones y sudores, y ante el límite que los varones de seguridad imponían a los reporteros y ciudadanos que osaran atravesar la valla de contención custodiada, incluso, por mujeres, uniformados en color café con leche.

La muchedumbre seguía el camino del gobernador hasta su automóvil. Los autobuses, camionetas, camiones y autos llenaban el estacionamiento del recinto ferial. Tras el gobernador iban el grupo de ojitecos pendientes de que los atendiera. Gabriel Cué, director de ganadería del estado -quien en los eventos se mantiene a lado del gobernador- dio una instrucción al representante de la secretaria general de gobierno (Segego) Sergio Mario Alamilla Rodríguez, de que posterior a la reunión que se sostiene en Oaxaca se daría respuesta al tema.

Luego de esto, subieron a la camioneta negra climatizada, dejando atrás a reporteros, seguidores, y a los ojitecos molestos que no tuvieron más remedio que expresarse ante algunos medios que, aprovechando la ocasión, cuestionaron a los inconformes, “prometió el gobernador el diálogo, pero no tuvimos una respuesta concreta hoy” expresó Sofia Bravo Contreras, representante del Frente Único del Pueblo Chinanteco por la “Dignidad del municipio de San Lucas Ojitlán, Oaxaca”

 

Quien escribe, quiso entrevistar a Alamilla Rodríguez, para que compartiera la versión oficial de la situación en qué permanece el conflicto, y el dialogo que sostienen regidores y secretaria de gobierno en la capital, así como cuál había sido la respuesta hacia los inconformes en ese día, pero estaba ocupado atendiendo una llamada, y dijo que esperara. Sin embargo, la entrevista nunca llegó a concretarse.

El mismo coordinador regional del Comité Estatal de Planeación para el Desarrollo de Oaxaca (Coplade) Anuar Sacre Rangel, al acercarme para preguntarle sobre el tema de Ojitlán, primero preguntó para qué medio sería la entrevista, le dije, y posteriormente mencionó que el tema era mejor lo tratara con Segego. Saludo a otros, pidió su auto y se retiró.

“El pueblo chinanteco de San Lucas Ojitlán va a tomar una acción fuerte. Se tiene que destruir la clínica del doctor Porfirio, y posteriormente su casa de Tuxtepec, si al terminar el diálogo de los regidores en Oaxaca no se arregla el problema” sentenció Bravo Contreras.

Al final, el grupo de manifestantes corrió detrás de la camioneta donde el representante de la Segego se destinaba a retirar, ya que hasta ese momento no habían tenido respuesta por ningún integrante de gobernación. Hablaron con Segego y se fueron. Y así, bajo el sol adverso de viernes, varios nos retiramos.

Artículo anterior

Inauguró Karina Barón 40 obras en Tuxtepec gestionadas desde el Congreso Federal

Artículo siguiente

ASE limpió Cuentas Públicas 2015 y 2016 de Gabino Cué se detectó malversación de 97 mdp

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *