AMOR DE CABARET

El felipista

Morales Elvira, creación del felipismo, candidato impuesto por el patriarca perredista tuvo las primeras diferencias con el tata mandón de Loma, desde febrero de este año cuando Felipe Reyes buscó manejar las obras públicas y las decisiones como lo hizo con el ex munícipe Cesar Chaparro, y el que parecía un obediente títere se puso respondón, cuando en sus ausencias, quien pretendía administrar el municipio cuenqueño era Roberto Reyes Álvarez, hermano de Felipe Reyes

ANTONIO MUNDACA

Quien se apunta para dejar el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y ser la nueva adquisición del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) es el Presidente Municipal, Nahim Morales Elvira, que calladito, calladito, aparece como propuesta del Comité Ejecutivo Nacional del partido obradorista para encabezar la fórmula de diputado local por el distrito 03 y dejar como “juanitos” a Rogelio Gómez y Sergio Fentanez, en una supuesta encuesta que dicen los Morenos ya trae dedo cargado, o al menos esa es una presunta negociación a cambio de entregar las arcas del municipio piñero a la campaña electoral de Morena después de la ruptura con Felipe Reyes Álvarez, que afectado de salud, ha ido perdiendo el control del Ayuntamiento lomabonitense.

Morales Elvira, creación del felipismo, candidato impuesto por el patriarca perredista tuvo las primeras diferencias con el tata mandón de Loma, desde febrero de este año cuando Felipe Reyes buscó manejar las obras públicas y las decisiones como lo hizo con el ex munícipe Cesar Chaparro, y el que parecía un obediente títere se puso respondón, cuando en sus ausencias, quien pretendía administrar el municipio cuenqueño era Roberto Reyes Álvarez, hermano de Felipe Reyes e impuesto como Director de Obras Públicas, además de Isaac Melchor, Tesorero y compadre del negro de marras y Sofía Velasco, otro alfil en la Regiduría de Hacienda.

La situación empeoró cuando Morales Elvira, mientras Felipe Reyes se mantenía enfermó de gravedad, buscó quitarle el control del PRD pero se topó con la imposibilidad en la tribu de Amador Jara. Ahora ante el barco hundido del PRD en Loma Bonita, Nahím Morales se apunta a dejar las naves, y darle madruguete a los que aspiran en su municipio tanto a la diputación, como a la presidencia Punicipal donde estaría el financiamiento en gran medida de Morena en ese distrito.

Artículo anterior

El faldero

Artículo siguiente

La socialité

elmuromx

elmuromx

- Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *