Cuenca

Sufre venta de pan de muerto tradicional en Tuxtepec la peor caída en 40 años

CAROLINA MEJÍA

En un rincón de la colonia centro de la ciudad de Tuxtepec, Oaxaca, desde hace 40 años la familia Zarate Arellano ofrece el tradicional pan hecho al horno de leña y en las fechas del 31 al 2 de noviembre pan de muerto en diversas formas de animales.

“La Selva” panadería es de los pocos locales en Tuxtepec que conservan esa técnica que otorga gran sabor al pan elaborado con ingredientes de calidad y minuciosa preparación de la masa y su cocimiento al calor emanado de la piedra al fuego de leña.

Sin embargo, desde hace poco más de dos años su producción y venta ha bajado considerablemente. El aumento en los precios de los ingredientes como leche y huevo, incluso costos de electricidad, y por otro lado la introducción del pan de muerto comercial a bajo costo, de las empresas trasnacionales, y del pan de otros municipios que ofrecen en diversas tiendas, orilló a la familia Zarate Arellano disminuir su producción, y por la rala economía, las personas ya no pagan el precio de un pan de calidad y prefieren comprar el de menor costo, y si reducimos más el precio no sale ni la inversión, compartió María Candelaria Zarate, una de las dos hijas encargadas de esta panadería local.

Este año tuvieron la menor producción de pan de muerto en sus 40 años. Solo hornearon una vez, del día 30 al 31 de octubre, el primero de noviembre vendieron las últimas piezas por la mañana. Los panes en diferentes tamaños se vendieron desde los 8 pesos, y en 100 pesos piezas grandes con figuras y adornos coloridos.

El secreto del pan de La Selva es que se prepara con suficientes cantidades de huevo y mantequilla, equilibrado sabor de anís y canela, y una porción exacta de azúcar. El empeño en la preparación de la masa y el horneado es herencia de su fundador el señor Zarate, quien falleció hace diez años, tiempo desde el cual las hijas y esposa, Sofía Arellano, continuaron la tradición panadera artesanal.

La panadería la Selva mantiene su venta de pan dulce pero únicamente en su domicilio ubicado en privada Josefa Ortiz de Domínguez de la calle Mutualismo entre avenida 18 de marzo y Carranza. Solo los domingos ofrecen pan a domicilio a bordo de un triciclo. Quienes acudan a comprar pueden apreciar el gran horno de leña y elegir los biscochos de su preferencia.

Artículo anterior

Proyectos de Conanp en zonas de conservación pretende ahorrar 450 mil litros de agua al año

Artículo siguiente

Declaran “emergencia” por desaparición de 100 migrantes centroamericanos

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *