CuencaMúsica para Camaleones

EDITORIAL| La Prensa debería ser dueña de su línea editorial

Minutos antes de que la periodista de Puebla Mely Arellano le diera a Ernesto Aroche Aguilar , Director del portal digital https://ladobe.com.mx/ la noticia de que ella había ganado el Premio Nacional de Periodismo 2018, Ernesto nos decía a un grupo de compañeros reunidos en un encuentro latinoamericano de periodismo, donde estábamos varios integrantes de elmuromx, algo revelador por sencillo sobre el periodismo independiente y cómo los medios de comunicación que aspiran a tener libertad sobre su línea editorial pueden poner una difícil pero sencilla condición cuando se trata de recibir publicidad de instancias que manejan dinero público, como un Ayuntamiento o en su caso una Universidad: «No publicamos al Presidente, al Director, al Rector cargando niños».

En la jungla cuenqueña y fronteriza de Oaxaca-Veracruz , existen Presidentes Municipales que usan el dinero público para «informar» en la prensa oficialista, cuando cargan cubetas de cemento o pintan banquetitas o entregan balones de marcas chinas o donan – sin donar- de su sueldo a niños a los que la corrupción les ha robado el futuro, o presidentes que utilizan entrevistas pagadas con dinero público para dar clases de ética periodística inundados en la corrupción mientras el entrevistador o entrevistadora es capaz de reírse, porque sabe en el fondo, que se trata del juego de la simulación.

Presidentes Municipales que acaban llamando en entrevistas pactadas » sicarios de la tinta» a quienes denuncian una y otra vez un gobierno rebasado por el crimen organizado y la impunidad y pueden decir con descaro » no miento» y los entrevistadores contratados y los espectadores tienen que aguantarse la risa.

La mayoría de la prensa oaxaqueña no es dueña de su línea editorial. No es un caso particular de Tuxtepec, son los usos y costumbres históricos que han sido transmitidos de generación en generación. Uno busca y busca y no encuentra excepciones. La prensa y los gobiernos municipales creen que la publicidad contratada implica el silencio de los procesos de corrupción que tiene el uso y el exceso del poder.

Los medios de comunicación en las regiones peligrosas de Oaxaca con tal de sobrevivir como negocio han apostado a ser la herramienta para encumbrar a tiranos de distintas hechuras. Se han vuelto en empleados de su cliente y no han sabido decir no en la gran mayoría de los intentos de censura propios de las las oficinas de comunicación social o no han sabido decir: hasta aquí. Las condiciones sobre lo que se publica las ponemos nosotros como medio de comunicación y nadie más, así exista cualquier pago, cualquier deuda de factura, porque la línea editorial no se vende a cambio de ningún contrato y las letras chiquitas de todo acuerdo comercial debería ser separado del informativo: los convenios de publicidad no son convenios de impunidad y menos de complicidad. La prensa debería tener el poder decir: No más. Hasta aquí es el límite para que los gobiernos publiquen sus acciones y no contribuir al engaño, al saqueo de dinero público, y ese estigma que ha dejado en la prensa el oficio de los vendidos, ese estigma que el convenio es un arreglo entre dos, y una de las partes impone el secretismo y oscuridad de las tumbas.

El primer paso, suponemos, sería no publicar a funcionarios corruptos diciendo estupideces cuando sus palabras cargan bultos de criminalidad.Lado B, desde antes de que ganará el Premio Nacional de periodismo nos ha enseñado que existe esa posibilidad

Artículo anterior

Los dislates del gobernador Alejandro Murat; garantiza seguridad para mexiquenses y desprecia a la prensa

Artículo siguiente

Alistan gremios de Tuxtepec desfile del 1 de mayo con 6 mil trabajadores

Antonio Mundaca

Antonio Mundaca

Es fundador de ElMuro mx y colaborador de la Red de Periodistas de A Pie. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad Veracruzana. En 2017 obtuvo el Premio Estatal de Periodismo y Derechos Humanos de Oaxaca promovido por la Embajada de la República Federal de Alemania en México y Código DH en la categoría de Libertad de Expresión.

Fue Reportero en la agencia de noticias BlogExpediente y Radiotelevisión de Veracruz (RTV). Fue editor y reportero en Noticias Voz e Imagen de la Cuenca, jefe de información de los noticieros de la Organización Radiofónica del Papaloapan (ORP) y colaborador de Página 3. Ha dado cobertura a temas de narcotráfico, derechos humanos y movimientos sociales. Forma parte del programa de Refugio Temporal para Periodistas en Riesgo del área de Libertad de Expresión de la Red de Periodistas de a Pie.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *