CapitalCrónicas y Reportajes

Condenan a implicados en la desaparición forzada de la activista Claudia Uruchurtu

 

  • En el primer fallo de este tipo en Oaxaca, la jueza María Teresa Quevedo Sánchez resolvió que la exalcaldesa Lizbeth Victoria Huerta participó en el secuestro y desaparición forzada de Claudia Uruchurtu, tras una protesta de la activista en su contra en Asunción Nochixtlán.
  • El 12 de diciembre darán lectura a la sentencia de la exfuncionaria municipal y sus operadores.

 

Texto: Karen Rojas Kauffmann

Fotos: Antonio Mundaca

 

Oaxaca de Juárez.- Después de un año y medio exfuncionarios públicos fueron condenados por el crimen de desaparición forzada en contra de la activista Claudia Uruchurtu Cruz, ocurrida en marzo de 2021. La jueza María Teresa Quevedo Sánchez, declaró culpables a Lizbeth Victoria Huerta, ex alcaldesa de Asunción Nochixtlán, y a tres imputados más por el delito. Es la primera vez en Oaxaca que se logra una sentencia contra exservidores.

Luego de la audiencia Haydée Uruchurtu, hermana de la víctima, aseguró que con el fallo condenatorio “se abre un nuevo capítulo de esperanza para las más de 106 mil familias que siguen luchando por el acceso a la justicia y a la verdad, y por encontrar a sus desaparecidos”.

 

 

La expresidenta de Nochixtlán de extracción morenista, y sus operadores Juan Antonio H. M., Janet V.J., Johan Ricardo M.M., y R. A. B., alias “El Greñas” o “El Colas”, se encuentran recluidos en el penal de Tanivet, y será el próximo lunes 12 de diciembre que se dé lectura a la sentencia.

“Por más de un mes durante la audiencia de debate escuchamos un cúmulo de pruebas en contra de los perpetradores. Tuvimos que pasar por el doloroso y revictimizante ejercicio de escuchar a los testigos, ver los videos de los asesinos cazando a mi hermana, mirar cómo sin ningún remordimiento los acusados mostraban muecas burlonas de su culpabilidad”, dijo en una rueda de prensa, al finalizar la audiencia.

 

Haydée Uruchurtu, hermana de la activista desaparecida, informó que se dará lectura a la sentencia de la exfuncionaria municipal y sus operadores, el próximo 12 de diciembre.

 

El fallo contra Victoria Huerta marca un hecho histórico en el Estado, y es el primer caso en contra de funcionarios que se judicializa en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador. En enero de 2022, Elizabeth y Sara Uruchurtu, solicitaron la intervención del Comité contra la Desaparición Forzada de las Naciones Unidas (ONU), para que el Estado mexicano realizara la aplicación de la justicia independientemente de los escenarios políticos que atravesaba Oaxaca.

Su preocupación se centraba en la injerencia que pudieran tener actores políticos de Morena vinculados a las personas señaladas por la Fiscalía General del Estado (FGEO) de ser quienes planearon y ejecutaron la desaparición.

La familia de la activista agradeció a “todas y todos quienes tuvieron el valor de atestiguar en este juicio”, sabemos, dijo Haydée, “de la intimidación a la que se vieron sometidos”. Recordó también que pese al fallo, Claudia Uruchurtu sigue desaparecida desde hace 18 meses, y reiteró el llamado a cualquier persona que pudiera tener pistas sobre el paradero de su hermana.

Las acciones de búsqueda dentro de Nochixtlán, el municipio donde se vio a Claudia por última vez y en el cual residía, han sido muy complicadas “porque la gente tiene miedo, algunos testigos están siendo amedrentados y nosotras, por seguridad, no hemos podido regresar al municipio, declaró en ocaciones anteriores Elizabeth Uruchurtu.

Claudia Uruchurtu documentó y denunció la corrupción en el gobierno municipal encabezado por la alcaldesa. La activista había denunciado en varias ocasiones a la expresidenta por meter a su familia en la nómina del Ayuntamiento, presumir distintas joyas, relojes y ropa de lujo, y comprar coches último modelo mientras la población carecía de los servicios más básicos, como drenaje y calles pavimentadas. Con la pandemia, las acusaciones se centraron en que la presidenta municipal había utilizado recursos destinados a combatir la Covid-19 para financiar su reelección en las votaciones del 6 de junio.

La noche del 26 de marzo de 2021, Claudia participaba en una manifestación en la plaza central, al terminar, hombres desconocidos la forzaron a subir a una camioneta. Desde entonces la activista, que había documentado el desvío y malversación de fondos del gobierno municipal durante la administración de Victoria Huerta, quien hacía campaña para reelegirse en el cargo, continúa desaparecida.

Artículo anterior

133 millones de pesos en obras de pavimentación; en Tuxtepec, las cosas buenas se comparten

Artículo siguiente

Arranca Gobierno de Tuxtepec pavimento hidráulico en colonia Lomas Verde

elmuromx

elmuromx

- Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *