Skip to main content

 

  • En los primeros informes se señala que habrían fallecido el síndico y 5 policías municipales. El síndico municipal había pedido ayuda a la Secretaría de Gobierno de Oaxaca antes de que lo mataran

 

Texto: Jaime Guerrero / Página3

 

Oaxaca de Juárez.- La Delegación de Paz de la Secretaría de Gobierno informó que cerca de las 18:50 horas de este lunes le notificaron que mataron al síndico municipal de Santiago Amoltepec. Indicó que el edil de ese municipio de la Sierra Sur, Mario Hernández García, informó del asesinato.

Dijo que 60 personas de la comunidad de Piedra El Tambor, lideradas por Efraín Velasco Palacios y Artemio Pérez, acudieron al palacio municipal. En ese lugar privaron de la vida al síndico municipal, Gaudencio Hernández Hernández y a 5 policías más.

El motivo fue porque hace unos días el presidente municipal, por acuerdo de asamblea, les decomisó armas exclusivas del Ejército con las que recorrían el centro intimidado a las personas.

La delegación de la Sego informó que las autoridades municipales pidieron por ello la intervención de las fuerzas públicas, ante la molestia ciudadana. Por la mañana, el síndico Gaudencio Hernández Hernández había solicitado la intervención del titular de la Sego, Jesús Romero López. El responsable de la política interna asegura que instruyó los protocolos ante la mesa de seguridad.

 

 

Inicialmente, el síndico informó que llegó al palacio municipal un grupo encabezado por Artemio Pérez Roque y Efraín Velasco Palacios, vecinos de Piedra del Tambor, Santiago Amoltepec. Dijo que eran aproximadamente las 9:30 de este lunes y acudieron hasta las oficinas acompañados de otras 12 personas armadas.

Señaló que con lujo de violencia procedieron a desarmar y robar las armas a los policías municipales que resguardaban el Palacio. Además exigieron la devolución de las armas que en días pasados les fueron decomisadas por acuerdo de la asamblea comunitaria.

Artemio y Efraín se paseaban con fusiles de alto calibre en la población intimidando a los mismos paisanos. Al no encontrar en sus oficinas al edil, fueron a localizarlo en el recorrido de trabajo que realizaba y llegaron a la comunidad del Mamey. Con amenazas de muerte y golpes lo retuvieron, desconociéndose su paradero por la mañana. Eso reportó el síndico por la mañana antes de que fuera ultimado.

Las autoridades pidieron la pronta intervención con la finalidad de evitar posibles enfrentamientos entre la población que se organiza para defender a su presidente municipal y otras autoridades.

 

***

Este trabajo fue publicado originalmente en Página3 que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar su publicación.

Deja una Respuesta