Página3

Visitador de CNDH es levantado por traficantes de migrantes para que no se metan en su “negocio”

Pedro Matías
OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Un visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) fue secuestrado por presuntos traficantes de personas que operan en la región del Istmo de Tehuantepec para advertirle que no se meta en su “negocio” o de lo contrario, la próxima no lo dejaran vivo, confirmó el albergue “Hermanos en el Camino”.

El atentado ocurrió la noche del domingo 9 de agosto en la carretera federal 190, en inmediaciones de Jalapa del Marqués, cuando el visitador Carlos Cabrera, retornaba a su sede en ciudad Ixtepec.
De acuerdo a las primeras versiones, el visitador de la CNDH, Carlos Cabrera, salió de comisión al municipio de Miahuatlán, en la sierra sur, razón por la que el sábado decidió pernoctar en la capital de Oaxaca y fue hasta el domingo cuando decidió retornar al istmo de Tehuantepec.
Sin embargo, antes de llegar a Jalapa del Marqués, se le emparejaron dos vehículos tipo Tsuru, uno se le atravesó por lo que tuvo que frenar y al intentar retroceder, la otra unidad le obstaculizó la circulación.
Luego se lo llevaron a una brecha de terracería donde lo golpearon con la cacha de una pistola, le quitaron sus tarjetas y lo obligaron a dar sus números confidenciales para vaciarlas, para finalmente quitarle el automóvil color gris de la CNDH.
Durante su cautiverio, el reclamo de sus captores fue que le estaban quitando el negocio de los migrantes, al tiempo que le cuestionaron: ¿Y por qué a mi no me defiende?
Luego de golpearlo lo abandonaron en el camino de terracería y como pudo salió a la carretera para pedir auxilio y comunicarle a la coordinadora de la sede de la CNDH en Ixtepec, Elizabeth Lara Rodríguez, de los hechos.
Por otra parte, el responsable del albergue “Hermanos en el Camino”, Alberto Donis, denunció que el migrante de Nicaragua, Pascual Antonio Mendoza, de 42 años de edad, falleció luego de ser asaltado en el tramo Corazones – Chahuites en el estado de Oaxaca.
El fiscal especializado en atención al migrante, Gonzalo Chávez dijo que el migrante fue asaltado, pero que su muerte no fue por golpes o afectaciones que pudiera haber recibido, sino porque al parecer venía enfermo.
Reconoció que sí fue víctima de un asalto pero su muerte según peritos médicos fue a causa de una ulcera gástrica que provocó su desvanecimiento.

Artículo anterior

Asesinan en Orizaba a Juan Santos, Corresponsal de Televisa

Artículo siguiente

Entrega Diconsa focos ahorradores en zonas marginadas de la Cuenca

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *