AMOR DE CABARET

El macho

El diputado del PAN Gerardo García Henestroza en los últimos días se ha visto envuelto en un escándalo mediático -por no decir que en un berrinche de macho bravucón-. Después de que fuera desconocido por la dirigencia estatal de su partido como presidente de la Junta de Coordinación Política de la LXII Legislatura, intentó desalojar de las instalaciones a la Directora de Comunicación social Gisela Ramírez Hurtado, a pesar de que la periodista tiene medidas cautelares emitidas por la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

Henestroza tiene más de un mes usurpando funciones en el congreso, y ha sido acusado por Ramírez Hurtado de acoso laboral, intimidación, amenazas e incluso intentos de despidos injustificados al querer que firmara un papel en blanco, amedrentada por el panista y otros diputados de calaña porril. En el intento de desalojo de la comunicadora también participaron los diputados Víctor Cruz y Sergio Abella, que en plan de machitos la agredieron junto a otros 10 hombres, asesores y güachomas de los valientes representantes del pueblo oaxaqueño. Habrase visto.

Artículo anterior

El tambor

Artículo siguiente

El gallero

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *