AMOR DE CABARET

La morena

Irma Juan Carlos resultó ser una dirigente de Morena muy roja, pero no por comunista, sino porque al parecer sus sentimientos se inclinaron al PRI hace tres años – al menos eso dice un dato duro de esos que generan muchos cuestionamientos-, cuando se afilió a los rojos el 8 de agosto de 2013.  De acuerdo al Padrón de Afiliados del Partido de la Revolución Institucional (PRI), “la luchadora social”  de la Cuenca, es militante vigente de dicho partido político, como se puede corroborar en la página nacional oficial del PRI, por lo que su nombramiento con los morenos resulta ilegítimo, o al menos  irregular, por estar aún enlistada en un partido que pertenece a “la mafia del poder” y demás que dice “su máximo líder”, Andrés Manuel López Obrador”.

Habrá que ver qué dice la fundadora de Morena, cercana a Salomón Jara, quien en una de esas, le echa la culpa de nuevo a Murat, como las acusaciones de ventas de candidaturas o de haberla afiliado al PRI a la fuerza o por ósmosis en el no tan lejano 2013. ¿Está cumpliendo la dirigente los principios de su partido: no robar, NO MENTIR y no traicionar?

Artículo anterior

El camarón

Artículo siguiente

El salsero

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *