AMOR DE CABARET

El farol

A la baja.- Como farolito que alumbra donde no debe, Ángel Domínguez Escobar, Presidente Municipal de San Felipe Usila, se placea por todos los rincones de la cuenca de Papaloapan haciendo proselitismo político a favor de Morena. Sube fotos a su facebook, pone quinientos pesos en la solapa de seudoperiodistas para que lo entrevisten sin rigor y en aparente sorpresa, comparte fotos en comunidades alejadas, sube, baja, viaja y lo mismo se presenta como Coordinador del Distrito electoral cuenqueño, que como munícipe chinanteco que toma oficinas de gobierno para exigir composturas carreteras.

Tiene en teoría el control político de su pueblo, aunque Morena no haya ganado la presidencia municipal, y el PUP -partido que lo encumbró hace tres años- haya volteado a otras latitudes tras la deserción de este político emanado del PRI, y cuyo mentor fue Jorge Franco Vargas “el chuky”. Y todo esto no sería tanto problema, o no sería algo criticado si no fuera por la actitud del popular “Usila”, que desde el proceso electoral pasado se la ha llevado de a muertito, violando la ley y retando a la Fiscalía para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade) y normativas del Instituto Nacional Electoral(INE). Pero parece que al servidor público chinanteco la ley electoral o municipal sobre la actuación de autoridades municipales constitucionales le hace lo que el viento a los faroles.

Artículo anterior

El revolucionario

Artículo siguiente

El forista

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *