AMOR DE CABARET

El congruente

Al menos Javier Pacheco Villaseñor, Regidor de Parques y Jardines y ex candidato presidencial en 2013 tuvo al final del trienio un gesto combativo, un gesto de congruencia ante la debacle y frivolidad del cabildo tuxtepecano sometido por tres años al sobrecito, la sobadita y la omisión ante denuncias de corrupción.

El nuevo “moreno” no asistió a la sesión de cabildo que nombró a Antonio Sacre Ebrahim como Hijo Predilecto y que fue la cereza del gobierno absolutista que ha representado Antonio Sacre Rangel y su corte de regidores lamebotas.

Por congruencia o no, al menos Javier Pacheco se salvó de aparecer en esa foto de sociales y notas históricas por su chayotismo donde familiares le echan incienso a su patriarca árabe y regidores disidentes acabaron institucionales a cambio de un finiquito y un aguinaldo de muchos varos, porque aunque el junior Antonio Sacre Rangel- gobierne un Tuxtepec destruido, saqueado, violentado, convulso y desilusionado, deseoso de que la cochina regrese al monte o a sus suites de Huatulco para ver si así, se puede empezar de nuevo.

Artículo anterior

Acusan diputados locales a Sevitra de entregar concesiones con fines electorales

Artículo siguiente

El panista

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *