Cuenca

De jaranero a jaranero, Arturo Barradas despide al fandanguero mayor Elías Melendez

CAROLINA MEJÍA

Tuxtepec, Oaxaca.-La mañana del viernes 30 de junio falleció el músico cuenqueño Elías Melendez Núnez, pilar del son jarocho del Sotavento, en su casa de esta ciudad de Tuxtepec a la edad de 95 años, considerado uno de los más representativos jaraneros de la Cuenca del Papalopan, luego de casi tres años sin tocar su jarana ruidosa como comparte el músico de son Arturo Barradas Benítez de Playa Vicente, Veracruz, quien trabajó por treinta años con el maestro Don Elías quién fundó la agrupación musical Los Soneros del Tesechoacán (en 2005).

Barradas Benítez, integrante de la agrupación, nos cuenta que el octogenario músico era de los últimos jaraneros realmente tradicionales de la región, no solo en la manera de tocar sones viejos y crear afinaciones, sino también de una versada amplia hecha en la zona, junto con el también recién fallecido Don Higinio.

Es difícil creer que quede alguien más en su lugar, con la calidad que se hace con los años de experiencia, que solo él tenía, desde que inició a principios del siglo pasado, y sobre todo porque se conservó como músico campesino que “tocaba la jarana por vicio”, así contó que decía el mismo Don Elías, quien siempre gustaba quedarse tocando después de terminar un fandango.

Elías Meléndez deja un legado de conocimiento que ha pasado de forma generacional, y el ejemplo de seguir tocando por vicio, de seguir acompañando con sones alrededor de lo que sucede en los pueblos del sotavento, música campesina que se toca en los pueblos y para acompañar a los difuntos, que la nueva generación no hace tanto.

Se caracterizaba por su afinación por do, y tocar la jarana, de la más ruidosas “pá que noten que aquí estoy”, guiado por el son y no tanto al instrumento, como ahora que se acomodan al instrumento más que al son, comentó Barradas.

Es un personaje histórico de la zona por su legado musical, y ejemplo por su forma de ser como persona, y la pasión de tocar por tocar, por más de 80 años, concluyó Barradas, con quien Don Elías vivió algunos años de su vida. “Dejó un legado, incomparable, nadie agarra el machete pá empezar, habrá muchos músicos, sin embargo, Don Elías dejó un lugar muy grande que nadie se atrevería a decir que lo puede ocupar”.

Este sábado primero de julio por la tarde el cuerpo de Don Elías Meléndez será sepultado en Playa Vicente, Veracruz, la tierra que lo vio nacer y donde floreció su talento con la jarana o como él llamaba, su “flor de mayo”, como cita el cronista local Antonio Ávila Galán, en una de sus crónicas sobre este personaje emblemático de los ritmos del sotavento.

Artículo anterior

CAEVVF trabaja en disminución de la Violencia en el noviazgo y bullying

Artículo siguiente

Caminamos en unidad rumbo al proyecto de nación 2018, afirman representantes de Morena

elmuromx

elmuromx

- Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *