CuencaMecánica de la Censura

Asilo de Tuxtepec, 30 años contra la soledad.

*La Casa Hogar de adultos mayores “Celsa Aguirre Viuda de Bravo” cumplirá 30 años en octubre, maneja un presupuesto en especie que destina INAPAM para que funcione con las necesidades básicas; alimentación, mantenimiento, limpieza y aseo, pago del personal, funciona mediante un subsidio y cuotas mínimas que salvan a 37 abuelos de la soledad.

CAROLINA MEJÍA

Tuxtepec, Oaxaca.- Rubén Acevedo toma entre sus manos el reproductor de radio Phillips y trata de sintonizar una estación que emita solo música, “me gusta la música, la música me pone feliz”, expresa contento. Tiene 82 años. Su visión es nublada a fuerza de la edad, y los dedos de sus manos carecen de tacto, y padece sordera leve. En un salón amplio y recargado sobre una mesa blanca con su aparato de radio a alto volumen, el señor Acevedo espera inquieto el mediodía, y de inicio el festejo por el “Día Internacional del Adulto Mayor”, que como Día del Abuelo celebra y organiza la Casa Hogar “Celsa Aguirre Viuda de Bravo” del Instituto Nacional para la Atención de Personas Adultas Mayores (INAPAM) en Tuxtepec, Oaxaca.

 

El albergue atiende en la actualidad a 37 personas mayores -11 mujeres y 26 hombres-, aunque posee capacidad para 50. Maneja un presupuesto en especie que destina INAPAM para que funcione con las necesidades básicas; alimentación, mantenimiento, limpieza y aseo, pago del personal. Alrededor de 36 personas laboran en el asilo. 24 son por parte del Gobierno Federal, 12 personas laboran por parte del Ayuntamiento, a través del Sistema para el Desarrollo Integral de la familia (DIF) Municipal, precisó Guadalupe Castillejos Matus, Coordinador Médico del albergue.

 

Solo 8 abuelitos pagan una cuota mensual que van de los 300 a los mil 500, la mayoría restante de la población, y en base a un estudio socioeconómico, no pagan cuotas.

 

El albergue mantiene carencias de equipo e infraestructura, propias de un edificio con 30 años de creación. Principalmente requieren de aires acondicionados para climatizar las habitaciones compartidas donde, duermen hasta 6 personas mayores, que en climas agrestes como el de Tuxtepec, es fácil más que sufran un golpe de calor, comentó la médica que funge como directora.

 

Con las enfermeras se cumplen las funciones básicas de atención a la población, sin embargo, requieren de cinco enfermeras adicionales como lo ideal para completar las necesidades que se presentan, comentó María Soledad Mendoza Antonio, Trabajadora Social del albergue, y contó;

 

“El 50 por ciento de los abuelos que viven aquí se dedicaron al campo, o las abuelitas fueron amas de casa. Así como son adultos mayores provenientes del municipio, hay varios que vienen de otros estados, como Chiapas, Veracruz, Oaxaca y Ciudad de México, que llegan en busca de un refugio o un hogar, llegaron cuando trabajan el corte de caña o arroz, y se quedaron”.

 

Rubén es de la Ciudad de Oaxaca de Juárez, y con 24 años de habitar en el asilo, es el abuelo con más antigüedad. Al compartir espacio con otras personas, que, como él, han llegado y han decidido quedarse por la misma circunstancia; por gusto y porque quizá es la mejor opción de pasar los años restantes de vida.

– ¿Qué es lo que más le gusta hacer señor Rubén?

– Oír música. Jugar el dominó. Pero ya no veo bien los puntos de las piezas, mi vista es nublada, todo lo veo borroso, ya no puedo jugar, y cuando jugaba a todos les ganaba. Comenta mientras suelta la carcajada.

-¿Qué lo disgusta? Y con lágrimas contenidas, el abuelo Rubén solo alcanza a gesticular; “mi familia, cuando no viene a verme…”. Con sus manos talla un rostro de tono cenizo, contiene sus lágrimas. Sus familiares viven fuera, y la frecuencia de las visitas han disminuido.

Este lunes es día para recibir abrazos, y visitantes. Con pantalón de mezclilla y camisa a cuadros color vino, el señor Rubén Acevedo está listo junto con sus compañeros, para el evento. Habrá misa de las doce del día, como cada lunes se ofician en la capilla del albergue. Concursos y música. Globos en verde adorna las instalaciones, todo parece una fiesta infantil. En el jardín de la entrada, colocaron las mesas con manteles y sillas, algunos abuelos esperan sentados, en el jardín o en el pasillo. El señor Rubén espera que den mole en el almuerzo. ¿Es su comida favorita, el mole?: “Soy de Oaxaca, cómo no me va gustar el mole, es mi platillo favorito”, responde.

 

Con la implementación de diversas actividades de autoestima, psicopedagógicas y motoras, así como paseos, en el alberguen, tanto el personal como las personas voluntarias tratan de combatir ese mal llamado depresión en las personas de edad avanzada.

 

El albergue, que abrió sus puertas en 1987 durante el gobierno del finado Félix Pérez, cumple 30 años este próximo 24 de octubre, y esperan celebrarlo con actividades diversas durante todo el día, compartió la Trabajadora Social con casi tres décadas de servicio en el asilo.

 

Las leyes que se están implementando contra el abandono, parecen buenas. Es una forma de concientizar a las personas sobre los derechos de este sector de la sociedad. La población adulta va en aumento. Por el 2020 tendremos una sociedad de adultos mayores, y ante esto es importante estar conscientes y atender a sus derechos, ya que todos vamos para allá, finalizó Castillejos Matus, Directora del albergue.

 

Artículo anterior

Designó Murat a Gabriel Cué Delegado de Gobierno en la Región de Tuxtepec

Artículo siguiente

Concentra DIF local información sobre personas con amputaciones

Antonio Mundaca

Antonio Mundaca

Es fundador de ElMuro mx y colaborador de la Red de Periodistas de A Pie. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad Veracruzana. En 2017 obtuvo el Premio Estatal de Periodismo y Derechos Humanos de Oaxaca promovido por la Embajada de la República Federal de Alemania en México y Código DH en la categoría de Libertad de Expresión.

Fue Reportero en la agencia de noticias BlogExpediente y Radiotelevisión de Veracruz (RTV). Fue editor y reportero en Noticias Voz e Imagen de la Cuenca, jefe de información de los noticieros de la Organización Radiofónica del Papaloapan (ORP) y colaborador de Página 3. Ha dado cobertura a temas de narcotráfico, derechos humanos y movimientos sociales. Forma parte del programa de Refugio Temporal para Periodistas en Riesgo del área de Libertad de Expresión de la Red de Periodistas de a Pie.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *