AMOR DE CABARET

El hidalgo

Hoy se puede ver a Silvino Reyes como un Quijote en su traje de legislador tomándose foto con calaña de políticos de fin de sexenio en la Cámara de Diputados, no habrá tiempo para más, Amaro Cancino y el evielismo lo usaron para obtener el poder, y Murat lo traicionó para beneficiar al davilismo

ANTONIO MUNDACA

Silvino Reyes Téllez fue designado diputado federal por el distrito 01 de Tuxtepec cuando Antonio Amaro Cancino ya se había acabado el presupuesto del cargo, cuando había etiquetado obras y cobrado las comisiones, es decir Silvino Reyes llegó para ser diputado federal unos meses en el año de hidalgo, para la foto, para anécdota y con una sensación de que el premio de consolación llega tarde para el mayor traicionado en el proceso electoral pasado donde del PRI de Murat decidió dejarlo solo y Silvino Reyes aceptó su derrota en silencio y sin recato, a cambio de seguir siendo el que abastece de despensas a trabajadores del Ayuntamiento en el Gobierno de Fernando Bautista Dávila.

“Le hizo justicia la revolución” podría ser la percepción sobre Silvino Reyes, pero también queda la sensación que su paso a la historia de los legisladores de la Cuenca queda empañada por una actitud sumisa no solo contra el poder municipal, sino contra el poder gubernamental, sobre todo en un político que pintaba para más y descarrilló sus proyectos en un PRI en el que fue utilizado muchas veces, y él cambió esa fuerza por negocios.

Hoy se puede ver a Silvino Reyes como un Quijote en su traje de legislador tomándose foto con calaña de políticos de fin de sexenio en la Cámara de Diputados, no habrá tiempo para más, Amaro Cancino y el evielismo lo usaron para obtener el poder, y Murat lo traicionó para beneficiar al davilismo, a pesar de todo él es orgullosamente priista, y un orgulloso diputado sin nada que legislar u operar, con esa sensación en el ambiente que para llegar a un cargo, aunque sea de refilón, a veces se tiene que llegar agachado.

Artículo anterior

El sorteado

Artículo siguiente

El protegido

elmuromx

elmuromx

- Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *