AMOR DE CABARET

El tesorero

Tanto Ulises Soto como Oswaldo García Jarquín, son viejos conocidos. Ambos compartieron puestos en el sexenio de Gabino Cué, y en Tuxtepec son conocidas las reuniones, las fiestas y los eventos que hizo García Jarquín en la ciudad cuenqueña buscando patrocinios

ANTONIO MUNDACA

Ulises Soto Martínez no ha sido profeta en su tierra. Heredero de una tradición, por no decir que, de una corporación casi familiar, desde el Partido Movimiento Ciudadano (MC) buscó la Presidencia Municipal de Tuxtepec en 2010 y no logró obtener la candidatura. Nuevamente buscó la presidencia en 2016 y obtuvo una derrota electoral, que dicen los que saben, le costó problemas familiares y costosos intentos de exilio en el extranjero, en los negocios familiares de Veracruz y por costumbre, en la ciudad de Oaxaca, donde se ha movido como pez en el agua, tejiendo relaciones y cargos.

En el sexenio de Gabino Cué, fue Director del Consejo Estatal de los Sistemas-Producto, esa apuesta del “gobierno del cambio oaxaqueño” que hoy, ocho años después, brilla por su ausencia en materia agroalimentaria. Después de la aventura gabinista y antes de ser designado candidato a la Presidencia de Tuxtepec, Ulises Soto intentó hacer campaña en el municipio con una fundación que llevó su nombre y tuvo una escasa duración, para recalar por poco tiempo en la Oficialía Número 2 del Registro Civil. Tras la debacle en el escenario electoral, el heredero de José Soto Martínez, líder cañero y dueño del membrete de MC en Oaxaca (al menos hasta antes de perder el registro en el último proceso electoral) dio un paso al costado en su carrera política.

Durante el pasado proceso los poderes facticos de MC quisieron que ocupara una regiduría en la planilla de Samuel Gurrión, no se le hizo. Sin embargo, la amistad con el próximo Presidente del municipio capitalino, Oswaldo García Jarquín, parece despertarlo de ese letargo. Tanto Ulises Soto como Oswaldo García Jarquín, son viejos conocidos. Ambos compartieron puestos en el sexenio de Gabino Cué, y en Tuxtepec son conocidas las reuniones, las fiestas y los eventos que hizo García Jarquín en la ciudad cuenqueña buscando patrocinios antes de competir por primera vez por Morena a la alcaldía de Oaxaca. El pago del favor, de amistad está en vísperas de concretarse. Ulises Soto Martínez, con residencia fija capitalina desde al menos dos años, encabeza la lista para convertirse en el próximo Tesorero del Municipio Oaxaqueño.

Artículo anterior

El festivo

Artículo siguiente

El bejaranista

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *