Capital

Oaxaca encabeza a nivel nacional el robo de monumentos paleontológicos, arqueológicos, históricos y artísticos.

Miguel Ángel Maya Alonso

El estudio El tráfico de ilícito de bienes culturales del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados Federal, destaca que Oaxaca se encuentra dentro de los 10 estados con la mayor incidencia en delitos relacionados con monumentos paleontológicos, arqueológicos, históricos y artísticos.

Oaxaca es el tercer estado con el mayor número de bienes culturales identificados por el Gobierno Federal, con 130 mil 247 bienes tanto muebles como inmuebles, siendo también uno de los estados más perjudicados en el robo de estos objetos.

Según el documento la incidencia se presenta principalmente “en 10 entidades federativas: la Ciudad de México, el Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas”.

Se detalla que para prevenir estos ilícitos se cuenta con el Catálogo de Bienes Muebles Robados y/o Extraviados, el cual está elaborado con fotografías de las obras culturales con denuncia de robo, sus dimensiones y características particulares de su deterioro físico; la información sobre el tipo de representación y los materiales de manufactura, y el lugar y la fecha de la sustracción.

“Entre los objetos sustraídos ilegalmente del país y recuperados en 2019, casi cuatro mil provienen de Estados Unidos (hachuelas metálicas, figurillas teotihuacanas y estelas de la cultura maya, entre otros bienes culturales); cerca de 600 ex-votos religiosos de entre los siglos XVIII al XX y figuras de la cultura zapoteca recuperados en Italia, así como otros bienes reintegrados al país provienen de Alemania y Australia (piezas arqueológicas de las culturas del Golfo, Oaxaca y Campeche)”, destaca la Cámara de Diputados.

El tráfico ilícito de bienes culturales, artísticos y arqueológicos que los arrebata de su contexto y de su lugar de origen atenta contra la identidad y la memoria colectivas de las naciones, al tiempo que perjudica el conocimiento histórico de la humanidad en su conjunto, asegura la investigación.

“Pese a lo anterior, en nuestros días existe un impresionante aumento del tráfico ilícito internacional de tales bienes y, derivado de ello, una inaudita generación de ganancias delincuenciales que incentivan la expoliación y el despojo de la identidad cultural de las naciones”, agrega.

Artículo anterior

Jornaleros oaxaqueños, condenados a morir de hambre o de Covid por desmantelamiento de sistemas de salud

Artículo siguiente

Aumentó la percepción de inseguridad en la capital Oaxaqueña, 75% cree que crece delincuencia en gobierno de Oswaldo Jarquín

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *