Capital

Condena ONU-DH asesinato del periodista Saúl Tijerina en Coahuila

 

  • El reportero colaboraba con varios medios de Ciudad Acuña. La víctima compaginaba su actividad periodística con su trabajo en una fábrica de la zona
  • Su cuerpo fue localizado la madrugada del miércoles 22 en la cajuela de su vehículo

 

Redacción/

 

Oaxaca de Juárez.- La Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó el asesinato del periodista Saúl Tijerina Rentería en Ciudad Acuña, en el Estado de Coahuila, ocurrido ayer miércoles 22 de junio.

“Debemos tener siempre presente que la libertad de expresión es fundamental para una sociedad plural y democrática. Cuando se agrede a periodistas se ataca el pluralismo y la democracia. En este contexto, hacemos un llamado a las autoridades a investigar los hechos de forma exhaustiva para identificar a los autores materiales, sus motivaciones y la posible existencia de otras personas implicadas en los hechos. La investigación tiene que considerar todas las líneas de investigación, incluso la posible vinculación del ataque con su labor periodística”, dijo Guillermo Fernández-Maldonado, Representante en México de la ONU-DH.

“Las autoridades también deben garantizar la atención y los derechos de la familia del señor Tijerina Rentería, así como la protección a los periodistas de la zona”, añadió el señor Fernández-Maldonado.

 

 

 

El señor Tijerina Rentería colaboraba con varios medios de Ciudad Acuña, donde contribuía con coberturas periodísticas de diverso tipo con la captación de imágenes por medio de drones. Adicionalmente, la víctima compaginaba su actividad periodística con su trabajo en una fábrica de la zona. De acuerdo a la información recibida, el señor Tijerina Rentería desapareció después de salir de su trabajo en la fábrica la madrugada del día 22. Su cuerpo fue localizado horas después en su vehículo.

Durante 2021, la ONU-DH ha documentado dos casos de desaparición de periodistas, Jorge Molontzín Centlal y Pablo Felipe Romero Chávez, y el asesinato de otros dos periodistas, Benjamín Morales Hernández y Gustavo Sánchez Cabrera. En ninguno de los cuatro casos, se puede descartar que los crímenes estén relacionados con su actividad periodística.

Durante 2020, la ONU-DH documentó los casos de siete periodistas asesinados, en los que tampoco se descarta que tuvieran relación con su actividad periodística.

La ONU-DH reiteró su compromiso para cooperar con las instituciones y autoridades mexicanas para continuar reforzando las políticas y la institucionalidad existente en materia de protección de periodistas y personas defensoras de derechos humanos en el país y de investigación criminal.

Finalmente, la ONU-DH expresó sus condolencias y solidaridad con la familia, colegas y amistades de Saúl Tijerina Rentería.

Artículo anterior

Exigen indígenas zapotecas, cese la criminalización a defensores territoriales en San Blas Atempa

Artículo siguiente

Estadísticas federales de aumento de delitos desmienten a Murat, creció criminalidad en un 27%

elmuromx

elmuromx

- Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *