Música para Camaleones

Música para Camaleones | Fernando Dávila, prueba de lealtad

Los priistas locales miraron en la apuesta de Fernando Dávila el lance al vació de un loco.  El proyecto muratista que parecía tambalearse tuvo como respuesta una prueba de lealtad. El 6 de octubre, un día después de la presunta debacle de Alejandro Murat, Bautista Dávila se declaró en rueda de prensa “más priista que nunca” y volvió a decir que Murat Hinojosa era el mejor perfil para gobernar Oaxaca.

 

ANTONIO MUNDACA

Apenas en agosto Fernando Bautista Dávila parecía ser un aspirante a la presidencia municipal de Tuxtepec negado a una posible candidatura, al menos  en el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Corrían rumores de que buscaría la candidatura independiente y que sectores del PRI cercanos al senador Eviel Pérez Magaña utilizaban su trabajo en la Fundación Humanitaria de la Cuenca del Papaloapan (Fhucup) para llevar agua a un molino cuyas vueltas no parecían originar tempestades necesarias para darle más cobijo que una precandidatura a la diputación federal y operar para una Comisión de Enlace percibida por varios medios de comunicación como canicas gastadas.

Entonces vino una escisión. Una apuesta personal y política que revivió el viejo sueño del empresario con un trabajo social en busca de un partido como lanza.  El 2 de octubre se pronunció a favor de Alejandro Murat Hinojosa como su candidato al gobierno oaxaqueño. Tres días después, el 5 de octubre la reforma política  de la entidad que parecía diseñada para favorecer al entonces Director General del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) fue echada abajo por Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Los priistas locales miraron en la apuesta de Fernando Dávila el lance al vació de un loco.  El proyecto muratista que parecía tambalearse tuvo como respuesta una prueba de lealtad. El 6 de octubre, un día después de la presunta debacle de Alejandro Murat, Bautista Dávila se declaró en rueda de prensa “más priista que nunca” y volvió a decir que Murat Hinojosa era el mejor perfil para gobernar Oaxaca.

Cerró la lucha a la presidencia municipal en pares: Silvino Reyes y Miguel Ángel Grajales la apuesta Evielista. Gabriel Cué y Fernando Dávila las caras aventajadas del neomuratismo en la Cuenca del Papaloapan. Cerró, al menos en teoría la opción del dedo del PRI para la municipal de ser Alejandro Murat el candidato a la Gubernatura a dos.

Fernando Dávila y su salto al vació lo había puesto en la carrera por la candidatura a la presidencia municipal. Se supo que hubo un viaje a la ciudad de México donde el ex gobernador José Murat trazó una ruta con escenarios disímbolos y que el posicionamiento en las encuestas podría determinar la candidatura.

Operadores con cargos federales y locales ampliaron una red de apoyos para apuntalar a Bautista Dávila como una opción de lealtad en los tiempos más difíciles. Una opción de lealtad  justificada como el único muratista en tierra de evielistas que no agachó la cabeza cuando el proyecto “Alejandro Murat”  olía a gasolina quemándose.

Se le criticó su paso por el PAN.  La encuesta ganada en 2013  en Acción Nacional entre seis aspirantes azules condenados al olvido. Los priistas de militancia rancia lo convidaron a formarse: Un neoprista, neomuratista que había sobrevivido a la debacle panista alzándole la cola  a un león rojo acostumbrado a las imposiciones, al juego de la convención de delegados, a las consultas a la bases, al regocijo de estructuras que solo se mueven con dinero y sirven para encumbrar a sus leales y sus mañosos.

Un neomuratista entregando pruebas de lealtad después de ser la cabeza visible de una comisión de enlace enquistada en el PRI con un discurso democratizador recurriendo a las viejas cuñas, controlada por Eviel Pérez y controlada por Samuel Gurrión, cada uno con sus alfiles jalando una carreta donde todos querían ser Generales con el parque agotado y la pólvora mojada.

El 5 diciembre durante el quinto informe de labores de Fhucup, Fernando Dávila mostró un músculo pintado de rojo a pesar de sus banderas moradas. La Fundación Artes y Manos por Oaxaca (AMO), avanzada social del proyecto de Alejandro Murat a través de su esposa Ivette Moran de Murat fue parte activa del programa. Semanas antes habían tendido una alianza que se tradujo en sillas de ruedas, camas para recién nacidos, bastones y un largo etc que tuvo de enlace a Amairani Morales de llescas, Coordinadora regional de AMO desde mediados de septiembre.

El colofón de la posible candidatura de Fernando Dávila a la presidencia municipal de Tuxtepec se dio el 17 de diciembre. A través de un video difundido en la página de Facebook de Fhucup se gesta un compromiso simbólico que puede ser interpretado como el canto de las sirenas o el humo blanco de un pacto construido desde septiembre y afianzado el 5 de octubre cuando el proyecto Muratista parecía sepultado.

En dicho video de 1:30 minutos Alejandro Murat se encuentra flanqueado por Fernando Dávila y su grupo cercano. El ex director de Infonavit cita “En este recorrido que estamos haciendo por todo Oaxaca, me entusiasma estar con mis paisanos de la Cuenca, allá en Tuxtepec, en donde todo Oaxaca tiene liderazgos que trabajan por el pueblo, uno de ellos es Fernando Dávila”… segundos más tarde el dirigente de Fhucup repitió lo dicho el 6 de octubre, “Todos vamos a respaldar el proyecto de Alejandro Murat”…”aquí coincidimos que si se puede” remató el aspirante a la gubernatura por el PRI.

El acercamiento puso en el escenario un pacto no fraguado en diciembre. Sino construido en los últimos meses bajo acuerdos de grupo. Varios priistas locales que miraron la apuesta de Fernando Dávila como el lance al vació de un loco entendieron que el mensaje, el video, llevan una carga simbólica.  Para varios de ellos es el canto de las sirenas,  una nueva jugada de Murat con dedos cargados para esconder un tapado, para otros es el beso del diablo o la bendición del padrino que envía las señales del humo blanco, para varios de ellos es un pago a la lealtad.

Porque el problema siempre en los puntos polarizados en dos bandos es que sus análisis  son maniqueos, sin matices, cortoplacistas.  En política nada es al azar ¿ o así?.

Artículo anterior

La Manuela-El roncador

Artículo siguiente

PRD esta extraviado y se desmantela en pleno vuelo: Karina Barón; en breve decidirá si se va del Sol Azteca

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *