AMOR DE CABARET

El intolerante

A la baja: El Director de Comunicación Social de Tuxtepec, sale por la puerta de atrás de su cargo.  El último intento por controlar los medios del municipio, fue cuando quiso evitar que se difundiera información publicada por el periódico El Tuxtepecano Diario Independiente donde se señalaba que la construcción del hotel de “El Gordo” Sacre, ubicado en Pochutla, fue clausurada por diversas irregularidades.

Marcos León intentó comprar los ejemplares y eliminarlos de las áreas del Ayuntamiento, siguiendo el viejo estilo de control de medios de la época de los sesentas- tan usado en Tuxtepec este trienio- el Director hizo llamadas al medio para amedrentar y amenazar, como ha hecho en otras ocasiones con distintos medios de la ciudad que se han prestado a la ley mordaza y la información uniformada,  poniendo como moneda de cambio el pago de publicidad -que por cierto, lleva varios meses que el ayuntamiento tiene retenidas las facturas de diversos medios-.

Marcos León desde la campaña pasada había mantenido un perfil bajo -anunciando que pronto se irá a trabajar con su papi papi, el Diputado Antonio Amaro- da coletazos en la recta final de una dirección que jamás pudo hacer nada por levantar la imagen de su amo.

Artículo anterior

Los diputados de Oaxaca, los más caros del país

Artículo siguiente

El asertivo

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *