AMOR DE CABARET

El generoso

Y así, “generosamente”, un partido que un año antes perdió el registro nacional, un partido que declinó en el Estado de México para dividir a la izquierda integrante de Morena, un PT copado de franquicias familiares y nacido de la “mafia del poder” en época de Carlos Salinas de Gortari, fue “generoso” con Andrés Manuel López Obrador y Delfina Gómez, para no sumarle ni un punto que ayudara a ganar la elección del Edomex.

ANTONIO MUNDACA

Salomón Jara Cruz antes de comenzar la asamblea de Morena a la que convocó para decir que los papelitos de quienes serán candidatos a las presidencias municipales y diputaciones locales van a pasar por su firma y su oficina, literalmente se bajó los calzones con el Partido del Trabajo (PT), y ya en la asamblea emitió un doble discurso. En entrevista con los medios de comunicación de Tuxtepec, sostuvo que el acuerdo nacional entre Morena y PT “obliga” a su partido a cederle al PT posiciones porque es un acuerdo nacional, y se tiró una serie de frases dignas de la madre Teresa de Calcuta, ensalzando al partido del trabajo, “El PT generosamente, apoyó a nuestra candidata”. Y así, “generosamente”, un partido que un año antes perdió el registro nacional, un partido que declinó en el Estado de México para dividir a la izquierda integrante de Morena, un PT copado de franquicias familiares y nacido de la “mafia del poder” en época de Carlos Salinas de Gortari, fue “generoso” con Andrés Manuel López Obrador y Delfina Gómez, para no sumarle ni un punto que ayudara a ganar la elección del Edomex. Pero sabemos que así es el discurso político.

Lejos de la política ficción, en la praxis ha trascendido que a Salomón Jara Cruz y a su equipo no les importa la división de Morena, confían en el efecto AMLO y ante la imposibilidad del ex candidato al gobierno de Oaxaca de ir en la primera fórmula al senado, se mantiene en una lucha interna por negociar candidaturas a un precio alto. Es el caso tuxtepecano, los acercamientos entre Salomón Jara y Fernando Bautista Dávila están en la mesa donde el gobierno de Tuxtepec podría aportar sumas millonarias, no sabemos si al proyecto de Obrador o al proyecto de Salomón Jara. Por eso el discurso antes rijoso de Jara Cruz, cambió con el PT justificando un acuerdo nacional que aún no tiene firma ni forma. Ahora el PT es un partido “generoso”, tan generoso que Jara Cruz también buscaría fuera del PT la candidata al senado, aunque fuera la esposa de un ex candidato petista al que él mismo calificó, el 20 de mayo de 2016, como “un tipo sin rentabilidad electoral”.

Artículo anterior

La puntera

Artículo siguiente

El emisario

elmuromx

elmuromx

- Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *