AMOR DE CABARET

La priennial

Olivetti vino a Tuxtepec a engañar jóvenes que no quieren acabar con la corrupción sino mejorarla con esa vieja enseñanza que adulando es posible llamar la atención de algún viejo líder y tener su primera oportunidad en el poder. Así es como ella fue premiada para dejar el mensaje que lo complicado que se ha vuelto ser corrupto siguiendo el ejemplo del nuevo PRI.

ANTONIO MUNDACA

Olivetti Paredes Zacarías vino a Tuxtepec como titular de la Dirección del Instituto de la Juventud Oaxaqueña a vender espejitos a los jóvenes cuenqueños. Vestida en un traje típico lanzó paliativos institucionales que revelan un profundo desconocimiento de la zona con el clásico uso clientelar de los jóvenes en materia social.

Pero no es de extrañarse su actitud festiva y positiva frente a las desgracias de los sectores más desfavorecidos que según ella y sus seguidores se arreglan con discursos bonitos, que desde su lógica parecen solucionarse con sembrar corazones.

Olivetti se hizo famosa por su zalamería cuando felicitó al presidente de la república por impulsar la reforma educativa y fue cuestionada y ridiculizada en redes sociales a nivel nacional por olvidarse del fallido desalojo en Asunción Nochixtlán- que dejó ocho muertos y más de cien heridos– y de paso olvidó su origen en  San Juan Guichicovi para ser la aduladora principal que encarna el orgullo de las juventudes priistas.

Olivetti vino a Tuxtepec a engañar jóvenes que no quieren acabar con la corrupción sino mejorarla con esa vieja enseñanza que adulando es posible llamar la atención de algún viejo líder y tener su primera oportunidad en el poder. Así es como ella fue premiada para dejar el mensaje que lo complicado que se ha vuelto ser corrupto siguiendo el ejemplo del nuevo PRI. Su vida, como la de cualquier joven, es un reto. Pero bueno “Oaxaca es amor”, un amor de un millón de pobres que visten folclórico.

“Queremos que en Oaxaca se aplique la ley. Oaxaca es cultura. Oaxaca es Guelaguetza. Oaxaca es amor…”. Dijo mientras la policía federal golpeaba inocentes en la Sierra. Ver para creer el recibimiento que recibió en Tuxtepec donde el nuevo Instituto Municipal de la Juventud se dedicó a hacer mutis y ponerse de tapete.

Artículo anterior

Entrega Gobierno del Estado apoyos económicos a migrantes mixtecos repatriados

Artículo siguiente

El delegado

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *