AMOR DE CABARET

La tacleadora

*Llama la atención particularmente en este espacio, la Regidora de Servicios Básicos Guadalupe Santos Guerrero, que dicen, tiene el sueño guajiro de ser candidata a la diputación local o algo así, y desde que inició la administración se volvió la tacleadora oficial de todo aquello que huela a críticas, el show principal que existe entre su ex jefe Paco Niño y bueno, una sarta de cosas que ha dicho en entrevistas que serían la envidia de Tres Patines.

ANTONIO MUNDACA

Si usted es de los que nunca ha ido a una sesión de cabildo en Tuxtepec se está perdiendo de un show estilo La Tremenda Corte. Por las sillas de la aula magna de las decisiones de la ciudad desfilan cómicos, mentirosos, moralistas, quienes juran por su madrecita no piden dinero y luego se institucionalizan en nombre del sobre amarillo. Llama la atención particularmente en este espacio, la Regidora de Servicios Básicos Guadalupe Santos Guerrero, que dicen, tiene el sueño guajiro de ser candidata a la diputación local o algo así, y desde que inició la administración se volvió la tacleadora oficial de todo aquello que huela a críticas, el show principal que existe entre su ex jefe Paco Niño y bueno, una sarta de cosas que ha dicho en entrevistas que serían la envidia de Tres Patines.

Hace unos días se aventó una frase célebre “No es necesario comparezca el tesorero o el asesor financiero, Omar Pérez”. Puff, (Sólo le faltó decir que la ciudadanía no necesita gobierno o emular al ex munícipe y cacique, Antonio Sacre, que decía frases con ese tamaño de ignorancia con una jocosidad bárbara, tales como que la ley era en su momento o a conveniencia) y después soltó la regidora autoproclamada la más chambeadora que la “ciudadanía no necesita escenarios de dimes y diretes mediáticos” y sin embargo, apostándole a la poca memoria, se le olvida que ella protagonizó uno de los mayores escándalos del cabildo tuxtepecano difundidos a nivel nacional donde aparece su nombre cuando en respuesta y a conveniencia momentánea hizo una rueda de prensa para denunciar que era falso que había pedido dinero a cambio de la aprobación de obras como fue exhibida por el propio Presidente Municipal, y un show después –en sesión de cabildo estilo Carabina de Ambrosio y, previa planchada– salió a decir que siempre no, con la quemadota a nivel nacional ya documentada.

Así el nivel de quienes “nos representan”.

Artículo anterior

El premiado

Artículo siguiente

El descartado

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *