AMOR DE CABARET

El constitucionalista

Felipe Reyes Álvarez se convirtió en medios nacionales en la carcajada pública. En días recientes fue balconeado por una televisora ubicada en la ciudad de México, por la ignorancia que mostró al no saber leyes básicas, y sobre todo, cuando en la página http://sil.gobernacion.gob.mx/Librerias/pp_PerfilLegislador.php?Referencia=9219239

se muestra un currículo constitucionalista envidiable de viejo dinosaurio ex priista y perredista con multicargos partidistas. De buenas a primeras el legislador del PRD oriundo de Loma Bonita cometió un error de primaria, aseguró que la primera Constitución actual data de 1857 y no de 1917.

Errores como estos podrían significar poca cosa sino fuera porque es su trabajo o al menos se supone, debería abrir la constitución mexicana de vez en cuando, un trabajito por el cual, el señor diputado federal le cuesta a los impuestos ciudadanos al menos 350 mil pesos mensuales, sin contar prestaciones, manutención de casas de enlace, bonos navideños, gastos de representación, entre otros, que ascenderían a una dieta cercana a los 700 mil pesos, viéndonos tacaños.

De este nivel los representantes cuenqueños en la legislatura federal y contando.

Artículo anterior

“ Los bomberos conservarán su empleo y se capacitarán en Tuxtepec”: Regidor de Seguridad

Artículo siguiente

El sucesor

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *