AMOR DE CABARET

El compadre

*Los vínculos con el dos veces expresidente municipal de Huajuapan de León – primero por el PAN en el trienio 1996-1998, y después por el PRD (en formula con el PAN) en el trienio 2014-2016- se remontan al sexenio de José Murat Casab, que según datos hemoragraficos, lo hizo diputado local en su administración para usar al PAN como partido comparsa y de paso, también lo convirtió en Notario Público 82.

ANTONIO MUNDACA

Luis de Guadalupe Martínez Ramírez asumirá la dirigencia del PAN en Oaxaca después de la resolución del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO) que le quitó el triunfo a Natividad Díaz, con fuertes señalamientos de convertir a este instituto político en un peón al servicio del gobierno de Alejandro Murat.

Los vínculos con el dos veces expresidente municipal de Huajuapan de León – primero por el PAN en el trienio 1996-1998, y después por el PRD (en formula con el PAN) en el trienio 2014-2016- se remontan al sexenio de José Murat Casab, que según datos hemoragraficos, lo hizo diputado local en su administración para usar al PAN como partido comparsa y de paso, también lo convirtió en Notario Público 82.

Con Murat perpetró el cacicazgo en el municipio mixteco cuando dejó de presidente a Bernardo Barragán Salazar de 1999-2001, donde Luis de Guadalupe se convirtió en el más priista de los panistas por su entrega al sexenio del iraquí de Ixtepec. El cacicazgo se extendió e impulsó a su hermano Procopio Gaudencio Martínez Ramírez, para que fuera presidente municipal en el trienio 2005-2007 y en 2015, Luis de León Martínez Sánchez – hijo de Martínez Ramírez- se convirtió en Diputado Federal plurinominal por el Partido Acción Nacional.

Los magistrados que le dieron el triunfo casi mes y medio después de la elección de la nueva dirigencia fueron Miguel Ángel Carballido Díaz, cercano al PRI y al Presidente Municipal de Oaxaca, José Antonio Fraguas y Wilfrido Raymundo López Vázquez, afín al PRD, mientras irónicamente el que votó en contra fue el magistrado cercano al PAN, Víctor Manuel Jiménez Viloria.

Artículo anterior

La juvenil

Artículo siguiente

El caluroso

elmuromx

elmuromx

Periodismo de investigación

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *